En el marco del V Festival «La Calera Gastronómica» que se vivió en el municipio cundinamarqués se tuvo como país invitado a Brasil, próximo contrincante de la selección nacional, tras su paso a cuartos de final en el mundial.


Con la muestra y el taller culinario de la chef brasilera, e invitada de honor, Juracy Costa Reis, los talleres de samba,la majestuosa presentación del violonchelista Jaques Morelenbaum, La Calera recibió a miles de turistas quienes gozaron de una gran fiesta de sabores en donde los mejores restaurantes del sector se dieron cita para satisfacer a los más exigentes paladares del país.

El encuentro cóntó con un show especial de free style football, protagonizado por invitados de Brasil y un show de capoeira y maculelé a cargo del grupo Vip Da Capoeira de Brasil, muestras y talleres de samba, degustación de caipirinha, show de coctelería a cargo de Edwin Fabián Neva, campeón nacional 2013 de la Asociación Colombiana de Bar Tenders, show de baile presentado por la agrupación Coro De Basile Lua Nua y por la agrupación Batucada Unidos Do Uirapuku.

El desfile inaugural del evento se realizó el día sábado y estuvo a cargo del grupo brasilero Bloco Do Jumentos, y lo acompañaron artistas y exponentes de La Casa de la Cultura, quienes exhibieron su talento a través de la comparsa “Vientre agua”. También se realizaron presentaciones de danzas con música en vivo y diferentes grupos del municipio como:Orquesta de guitarras, el grupo de Música Campesina de guitarras, la agrupación de carranga Azadón y el grupo de Música Campesina con parejas.

También se contó con la visita de la embajadora del país suramericano, María Elisa Berenguer, quien dejó ver su cariño por Colombia al mostrar que bajo la camiseta de la selección de fútbol de su país traía la camiseta de Colombia.

«Que sea un juego bonito porque los brasileros están muy entusiasmados con este juego. Siento que estoy jugando de local y siento que los colombianos estarán jugando de local en Brasil», señaló frente al próximo partido mundialista de ambas selecciones.

«La Calera es un pedazo de historia, de progreso, este evento es un trabajo maravilloso que hacen aquí. Estoy feliz en este ambiente tan contagiante», concluyó la embajadora.

Antes de irse, agradeció la hospitalidad y amabilidad de la población caleruna destacando el buen sabor de la arepa y la agua de panela propias de este territorio.