Con el objetivo de evitar daños ambientales con la tala, venta y comercialización de la Palma de Cera durante Semana Santa, la Alcaldía Municipal de Chía lanzó una campaña dirigida a crear conciencia entre la comunidad, a fin de que esta rechace la elaboración de ramos con esta planta.


La iniciativa es liderada por la Dirección de Ambiente y Desarrollo Agropecuario, en cumplimiento de sus funciones y en virtud de la protección del Medio Ambiente. El objetivo es preservar el bienestar de las especies amenazadas y de vital importancia en el equilibrio ecológico, particularmente el Loro Orejiamarillo.

La Administración Municipal invita a celebrar la Semana Santa, en el marco de un programa armonioso, utilizando como alternativa otras plantas, como por ejemplo la Palma de Areca, la Iraca, el follaje ornamental, los juncos, los ameros, o en su defecto las plantas ornamentales.

Vale la pena destacar que antes y durante la Semana Santa, se realizarán labores de control y vigilancia del comercio ilegal de estas especies, por parte de la Corporación Autónoma Regional (CAR), con el apoyo de la Dirección de Ambiente y Desarrollo Agropecuario (D.A.D.A). Quienes infrinjan la normatividad, podrán ser judicializados.