Autoridades de turismo de Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima se unieron para adelantar y promocionar una nueva campaña turística, que empieza por la preparación a los operadores y guías desde casa. Ya existe un inventario de los lugares y un portafolio de servicios para la construcción de un único producto.

En un ejercicio de articulación, la Región Administrativa y de Planeación Especial (RAP-E) desarrolló diferentes mesas técnicas con las secretarías y direcciones de cultura y turismo de los territorios asociados a la Región Central. Como resultado, se presentó la campaña de comunicación denominada ‘Desde casa, vivamos lo nuestro’.

Esta iniciativa tiene un solo objetivo: la reactivación del sector turístico, uno de los más afectados por la pandemia. “Buscamos dejar en la mente del consumidor de turismo que aun estando en casa se puede disfrutar de las bondades que tienen los diferentes atractivos, tales como la gastronomía, la aventura o la simple contemplación”, expresó Jorge Alberto Camacho, asesor de comunicaciones de la RAP-E.

‘Desde casa, vivamos lo nuestro’ nace desde las experiencias y sentimientos de los prestadores de servicios turísticos, quienes, preparados desde casa, esperan con ansia poder ofertar sus bienes y valores, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad. Asimismo, busca recordar que los territorios asociados a la Región Central (Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima) cuentan con atractivos naturales inigualables, variedad de planes, climas y culturas, así como una exquisita gastronomía.

“La campaña de comunicación iniciará el próximo mes de septiembre, con único fin, permitir que se reactive el sector, que se den todas las garantías cuando tengamos la oportunidad de retornar a los diferentes destinos que tiene esta tierra mágica, como es la Región Central”, expresó Camacho.

Otro de los objetivos es que en los lugares cero Covid, tanto prestadores de servicio como turistas, cumplan con todas las condiciones técnicas exigidas en el marco de los protocolos de bioseguridad, mientras disfrutan en familia de los sitios emblemáticos y lugares de su preferencia, que no habían podido volver visitar a causa del virus.