Con la llegada de la nueva temporada invernal, los residentes de los barrios cercanos a este afluente han manifestado su inquietud por las condiciones en las cuales se encuentra actualmente el caño, pues el dragado que se inició allí hace unos meses quedó inconcluso, generando con ello incertidumbre por una eventual y posible inundación.


Es de recordar que en mayo pasado luego de la inundación que vivió el sector de Olivares, la CAR inició labores para dragar y ampliar la capacidad del Canal Río Claro, con el fin de prevenir futuras emergencias de cara a la próxima temporada de lluvias. Sin embargo, dichos trabajos fueron ejecutados de manera parcial y hoy la mayor parte del Canal permanece lleno de sedimentos, residuos, basuras y con una limitada capacidad que es insuficiente para albergar el agua que llegará con las lluvias que se avecinan, propiciando con ello un gran riesgo de desbordamiento e inundación para barrios como Olivos, Olivares, La María y Pablo VI.

“Hemos estado solicitando con todas las JAC la limpieza de este caño, porque somos muchas las personas que nos veríamos afectadas con el desbordamiento del Canal Río Claro. La verdad ese es el miedo que tenemos, pues la tubería está que se estalla y aunque la Alcaldía y la CAR junto con la empresa de aseo, el Ejército y la Policía Nacional han hecho cosas, todo ha sido insuficiente y no garantiza que no se vaya a inundar”, expresó Jeremías Villalobos, Vicepresidente de la JAC de Pablo VI.

Villalobos explicó que para poder realizar con éxito el dragado del Canal, es necesario llevar al sitio una retroexcavadora. En ese sentido, el líder comunal solicitó mayor acción, pues (según él) a pesar de que hay maquinaria, todavía no tienen lo más importante para adecuar este afluente y evitar que se presente una nueva emergencia.

“Vamos a mirar la parte de abajo en La María, allá todo está taponado, la idea es seguir presionando para que nos envíen lo necesario para ello, pues hasta este punto todo está bien, pero el resto del Canal sigue igual”, concluyó el Vicepresidente de Pablo VI.