Los ocho candidatos que buscan ocupar el cargo de Alcalde Municipal de Soacha atendieron el llamado de la Mesa Interagencial de Naciones Unidas y de la Mesa de Análisis de la Situación Humanitaria que trabajan de manera directa con comunidades, organizaciones de base, lideresas, organizaciones comunitarias, entidades privadas y públicas.


Todos los candidatos a la Alcaldía de Soacha firmaron un pacto para que el que resulte elegido en el proceso electoral de este 30 de octubre cumpla y trabaje por la construcción de una nueva ciudadanía y el goce efectivo de los derechos que se ven afectados por la alta conflictividad política, social y económica que enfrenta el municipio, la presencia de actores armados ilegales, las dificultades de gobernabilidad y las falencias en la generación de oportunidades económicas y de convivencia.

En el contexto nacional, Soacha continúa siendo unos de los municipios receptores de población en situación de desplazamiento y el primero en el departamento de Cundinamarca, además de ser expulsor de población por causas asociadas al conflicto armado.

Para garantizar el goce efectivo de los derechos por parte de la población del municipio, es necesaria la voluntad política de todas las autoridades de los órdenes municipal, departamental y nacional, y la generación de espacios reales que propicien una amplia participación de la sociedad civil en la toma de decisiones, la construcción y el seguimiento de las políticas públicas.

Los testigos del Pacto son monseñor Daniel Caro Borda, Obispo de la Diócesis de Soacha; Bruno Moro, Coordinador Residente y Humanitario del Sistema de Naciones Unidas en Colombia; Joshua Tabah, jefe de la sección de cooperación de la Embajada de Canadá; Hans Janze de Diakonie de Apoyo en Emergencias; y Juan Pablo Fayar de la Comisión Intersectorial de la Vicepresidencia de la República.