En octubre del año pasado Enel-Codensa inició el cambio y remodelación de las redes de energía en un sector del corregimiento dos de Soacha, sin advertir que con ello atropellaría abiertamente a los usuarios. Desde entonces se presentan cortes constantes del servicio y fluctuación en el voltaje, lo que ha repercutido en la quema de electrodomésticos y pérdida de alimentos. Los habitantes ya están desesperados y la empresa no soluciona nada.


daño-Codensa-Charquito-Soacha

daño-Codensa-Charquito-Soacha

“Desde octubre el servicio es un caos, especialmente noviembre, diciembre y enero porque a la gran mayoría se nos han dañado electrodomésticos; a mí se me quemó una nevera y los bombillos de la casa. Otras personas han perdido sus televisores, lavadoras, computadores, y el comercio está totalmente afectado porque pierden productos como helados, pollo, carne y otros”, aseguró Libia Hurtado, presidenta de la JAC de El Charquito.

Según la líder comunal, los cortes persisten y aseguró que en la zona donde residen las familias Pacanchique, Prieto, la señora Blanca Posada y un sector denominado El Chuzo, llevan 12 días sin luz, “llega como cinco minutos, vuelve y se va, y así ha estado todos estos días. Igual por el lado de Crisanto Moreno y la familia Hernández llevan 4 días sin luz, y por la carretera el martes y miércoles no hubo servicio”.

“Cuando comenzó el problema hablé con el ingeniero encargado de la reestructuración de la línea y en una ocasión que duramos tres días sin servicio le pregunté por qué unos sectores tenían luz y otros no, y le dije que el voltaje era muy alto porque estaba quemando los electrodomésticos y bombillos. La respuesta fue que no era problema de él, que simplemente era el ingeniero que estaba haciendo el cambio de línea, que eso lo manejaban desde un tablero y que llamara a servicio al cliente; le contesté que él era el que estaba manipulando las redes como para que viniera a decirme eso”, añadió Mario Vásquez, delgado de Asojuntas de El Charquito.

El líder aseguró que antes de iniciar el cambio en la red, personal de Codensa hizo una socialización pero nunca advirtió que eso implicaría una afectación a los usuarios. “¿Cómo es posible que a estas alturas de la vida todavía nos sigan quitando la luz y que haya sectores que no tengan el servicio?, es que no estamos pidiendo que nos regalen nada porque para eso pagamos, entonces exigimos solución a las cosas”.

El daño de electrodoméstico ha cobijado a casi a toda la población de El Charquito y según los mismos usuarios, Enel-Codensa no responde:

“Me he visto perjudicada porque se me dañó mi televisor y fui a Codensa a quejarme y me dijeron que debo llevar el recibo de compra o la factura del televisor, la ducha y de los bombillos que se me dañaron, pero yo nunca guardé eso, es decir, ellos no responden sin los recibos y me doy cuenta que en el sector de la carretera la luz tiene fluctuación a ratos, vinieron a hacer revisión y si en ese momento no se presenta la inconsistencia dicen que todo está bien”, añadió Aleida Amaya, Fiscal de la JAC.

Johana Patricia Gómez Márquez, integrante del Comité de Convivencia de la JAC vive en la parte alta de El Chuzo y aseguró que ya son 9 días sin luz. “He sido afectada en mi mercado porque tenía varias cosas en el congelador, porque mercamos para varios días, y se me ha dañado fruta, verdura y lo que tenía congelado. Hemos llamado al 115 y la respuesta es la misma, que hoy mandan a arreglar pero estos días no he visto personal que venga a revisar postes, cuerdas… La luz está intermitente, si uno prende un bombillo se apaga el otro”.

Además los usuarios advierten que hay personas con oxígeno y otros que tienen medicamentos de por vida que requieren estar congelados. “Un vecino mío sufre de hemofilia tipo A y debe tener sus medicamentos refrigerados. Él ha tenido que buscar neveras en otro lado, entonces esperamos que nos solucionen pronto el problema”, reiteró Patricia.

Finalmente, la presidenta de la JAC hizo un contundente llamado a Enel-Codensa para que no atropelle de esta manera a los usuarios. “Se han hecho los escalamientos con los reportes y resulta que cierran internamente y dicen que ya arreglaron. Tenemos mensajes de texto, correos donde nos manifiestan que ya está arreglado y nada, entonces pedimos la intervención de la Personería de Soacha para que junto con la comunidad hagamos algo porque de alguna forma la empresa nos tienen que indemnizar esos daños y pagar los electrodomésticos, incluso radiqué una carta a través de la JAC a la Personería para que nos atienda inquietudes que tenemos desde la comunidad”.

Periodismo Público acudió a Enel-Codensa y desde la oficina de comunicaciones aseguraron que el lunes darán respuesta a las inquietudes y quejas de los residentes de El Charquito, un sector donde se construyó una de las primeras hidroeléctricas del país y que paradójicamente hoy tiene inconsistencias graves en este servicio.