El pasado 31 de marzo la Policía de Cundinamarca liberó a una reconocida comerciante del sector de la Peña, en Cundinamarca, luego de que un grupo de, en ese entonces, desconocidos la plagiaran cuando iba a entregar una mercancía.


“Es plagiada en el alto Izaca, en una zona boscosa, atraviesan ladrillos y palos al paso de su carro y la adentran en la zona de bosque”, indicó el comandante de Policía de Cundinamarca, coronel José Miguel Correa, quien resaltó que esa misma noche fue liberada y sus captores alcanzaron a huir.

Pero lo que nunca imaginó la comerciante es que los encapuchados que la habían secuestrado eran miembros de su propia familia.

“Gracias a las arduas investigaciones del grupo Gaula de la Policía Cundinamarca, mediante labores de vecindario y triangulación del espectro, estas personas no solo quedaron al descubierto, sino que fueron capturadas”, resaltó el oficial.

De las cuatro personas capturadas, tres aceptaron ya los cargos ante el juez a cargo del caso.

Fuente: Rcnradio.com