Las dos capturas se suman a las 600 que ha hecho la Policía en lo corrido del año en Soacha, sin embargo, sigue la polémica porque los jueces dejan libres a los delincuentes.

Las dos capturas reportadas se produjeron por hurto, lesiones personales y porte ilegal de estupefacientes, delitos que en condiciones normales enviarían a la cárcel a los detenidos.

El problema es que, como lo denunció el secretario de gobierno esta semana, la policía hace un esfuerzo importante para capturar personas involucradas en delitos, pero los jueces en las audiencias dejan libres a la mayoría. De las 600 capturas, sólo 44 han sido enviados a la cárcel, es decir, cerca del 93% de los detenidos quedan libres.

“Es que uno ve que los cogen y al otro día están libres robando otra vez, pero la gente le echa la culpa a la policía, cuando son los jueces los responsables”, dijo Germán Casas, residente en comuna seis.

Lo cierto es que en Soacha hay un contraste en el tema de seguridad. Mientras los ciudadanos se sienten inseguros en las calles y negocios, y denuncian casi a diario robos y atracos, las autoridades dicen que con el ‘Plan Guitarra’ se ha venido avanzando y que todos los días están haciendo operativos en algún lugar de la ciudad.