Las investigaciones indican que, al parecer, aprovechaba que era la administradora de las copropiedades para desviar los recursos.

Investigadores del CTI de la Fiscalía capturaron en Pitalito (Huila) a una mujer señalada de apropiarse de dineros de conjuntos residenciales en Bogotá, entre 2019 y 2021. Mediante esta actividad ilícita habría generado pérdidas por $250’000.000 a dos copropiedades y se indaga su posible participación en otros 14 casos.

Esta persona, al parecer, se presentaba como administradora de empresas con especialización y cursos de diferentes universidades, y 20 años de experiencia en asuntos de propiedad horizontal. El material probatorio permitió conocer que los títulos serían falsos.

Varios conjuntos residenciales creyeron en la trayectoria que decía tener la mujer y la contrataron como administradora. En el ejercicio del cargo, supuestamente, se apoderó de dineros, a través de diferentes maniobras. En algunas oportunidades habría omitido los pagos a los empleados y proveedores, o los hacía parcialmente. Asimismo, hay indicios de que se incluyó en la lista de acreedores para transferir virtualmente a su cuenta bancaria diferentes sumas que no correspondían a sus honorarios.

Para intentar ocultar el actuar ilícito, al parecer, adulteró cuentas de cobro y facturas, y modificó las autorizaciones bancarias para evitar que los revisores fiscales o contadores detectaran el hurto. De esta manera, presuntamente, desviaba a su favor entre 10 y 16 millones de pesos mensuales.

Por estos hechos, un fiscal de la Unidad de Estafas de la Seccional Bogotá imputará a la detenida los delitos de hurto calificado, hurto agravado, uso de documento falso, falsedad en documento privado, y destrucción o supresión de documento privado agravado.

Este resultado investigativo se obtiene 30 días después de haber recibido las denuncias de las copropiedades afectadas.