Pertenecen a cuatro organizaciones delincuenciales dedicadas al microtráfico en Cundinamarca, específicamente en cinco municipios del departamento.

La Fiscalía General de la Nación Seccional Cundinamarca, a través de la policía judicial Sijín y el CTI, impactó a cuatro organizaciones delictivas, al parecer dedicadas a la venta de drogas durante los últimos 12 meses, en centros culturales y deportivos de varias poblaciones del departamento.

En primer lugar, fueron capturados y enviados a prisión diez presuntos integrantes de la organización delincuencial Los Burros, por el tráfico y distribución de estupefacientes en la modalidad exprés, en los municipios de Melgar, Girardot, (Cundinamarca) y en Flandes, (Tolima).

En contexto: Álvaro Uribe en Soacha, el expresidente revivió polémica por los falsos positivos

Al mismo tiempo en Zipaquirá y Cajicá, se llevaron a cabo 4 diligencias de registro y allanamiento, como resultado fueron judicializadas y enviadas a un centro carcelario siete personas, al parecer pertenecientes al grupo delictivo Los Coriotos, encargados de la venta de drogas en estos municipios.

Por otro lado, fueron capturados y enviados a un centro carcelario seis presuntos integrantes de Los Criollos investigados por la venta de estupefacientes en la modalidad exprés en el parque principal y veredas de Cajicá, (Cundinamarca).

También fue desarticulada la banda Los Ratones, con la captura de tres integrantes investigados por la venta a domicilio de marihuana y bazuco en el parque principal barrio Centro de Villeta, (Cundinamarca).

Todas estas personas fueron vinculadas penalmente por los delitos concierto para delinquir agravado con fines de distribución de estupefacientes y en algunos casos fabricación, tráfico y porte de armas de fuego y municiones.