La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca hizo un segundo pago anticipado este mes de noviembre, por cerca de 55 millones de dólares, para amortizar la deuda externa con el Banco Mundial, cuyo valor inicial fue de 250 millones de dólares, invertidos en la recuperación del río Bogotá y la ampliación de la PTAR El Salitre. Este prepago se suma al efectuado hace un año, por valor de 45 millones de dólares, para un total de pagos anticipados por monto de 100 millones de dólares.

Con esta aceleración en pagos, más los ordinarios pactados, el saldo pendiente con el BM se reduce a 113 millones de dólares pagaderos en cinco años, es decir a 2024, mermando sustancialmente el saldo adeudado, lo cual genera grandes ahorros a la entidad por intereses no causados y futura TRM, así como un mejoramiento en sus niveles de endeudamiento, y por ende de la Nación, quien avala este crédito.

La operación de prepago se ve favorecida por una TRM que resulta favorable por su tendencia después de los picos a los que llegó en octubre pasado.

El director de la entidad, Néstor Franco, señaló que “el pago anticipado se logra por parte de la entidad, sin comprometer ninguna de sus líneas del plan de acción, ni tampoco el cumplimiento de metas, con lo cual se obtiene un mejoramiento sustancial en el perfil de su nivel de endeudamiento, en camino a mantener su calificación AAA+ en largo plazo, que la calificadora Fitch Ratings tiene hoy para esta entidad pública, generando un panorama tranquilo para la CAR, en el cuatrienio que inicia en enero próximo, dando espacio para aumentar la inversión misional en el territorio.”