El delito de abuso sexual en Soacha lo habría cometido contra una menor de 14 años a quien encerró en una habitación durante 5 días y le suministraba comida por debajo de la puerta.

El trabajo articulado entre la Seccional Cundinamarca de la Fiscalía General la Nación y la Sijin de Policía de Infancia y Adolescencia de Soacha permitió judicializar a José Hildo Achagua Páez, como presunto responsable de los delitos de secuestro simple con circunstancias de agravación, en concurso con acceso carnal violento agravado.

Los hechos investigados ocurrieron entre el 21 y el 26 de febrero pasado en el municipio de Soacha, Cundinamarca. Según se logró determinar, el supuesto implicado habría encerrado a la menor de 14 años de edad en una habitación y la habría sometido a reiterados abusos sexuales.

El material de prueba recaudado puso al descubierto cómo el hombre habría aprovechado las supuestas dificultades que la menor atravesaba en su casa para llevarla a convivir.

Puede recordar: Así fue el atraco a una droguería en San Mateo Soacha

Durante las audiencias concentradas se logró establecer que el presunto abusador solamente le permitía a la víctima hacer unas cortas llamadas telefónicas a su familia, durante las cuales la obligaba a decir que se encontraba bien para no levantar sospechas sobre lo que ocurría.

Se pudo determinar, además, que el procesado le suministraba alimentos a la menor por debajo de una puerta para impedir que pudiera escapar.

El procesado fue capturado en el barrio Julio Rincón de Soacha, y ante el juez del caso negó los cargos imputados por el ente acusador. Por estos hechos el procesado fue enviado a un centro carcelario.