Dos hombres fueron enviados a la Cárcel Nacional Modelo en Bogotá porque presuntamente hacían parte de la banda denominada los Papaítos, que se dedicarían a robar a los pasajeros de los buses intermunicipales de Soacha, Sibaté y Bogotá.

La Fiscalía General seccional Cundinamarca, a través del trabajo articulado con la policía judicial Sijín, logró la captura y envió a un centro carcelario a dos presuntos integrantes de una organización al margen de la ley denominada Los Papaítos, al parecer encargados del hurto en transporte público en Bogotá, y en los municipios de Sibaté y Soacha, (Cundinamarca).

Se trata de Maximiliano Orjuela García alias Maxi de 28 años y Davidson Adalberth Plata López alias Davidson de 27, imputados como presuntos responsables de los delitos de hurto calificado y agravado, y concierto para delinquir.

Según las investigaciones, los hoy procesados habrían despojado de sus pertenencias con armas blancas a varios pasajeros que viajaban en los buses intermunicipales, en hechos denunciados entre septiembre y octubre de 2020, hasta julio 2021.

A los capturados se les atribuye varios eventos delictivos gracias a las declaraciones dadas por testigos, los reconocimientos fotográficos y los datos obtenidos en las denuncias interpuestas por las víctimas de la organización.

Los procesados no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía. Un juez de garantías les dictó medida de aseguramiento y fueron remitidos a la Cárcel Nacional Modelo en Bogotá.