Con la entrada en vigencia del decreto 120 de 2014, los carreteros que utilicen la vía pública para transportar y arrojar escombros serán duramente sancionados. Sin embargo, los habitantes de Soacha se muestran incrédulos frente al cumplimiento y actuar de las autoridades frente a esta medida, tal y como ha ocurrido con el comparendo ambiental.


Sin duda alguna, el arrojo indiscriminado de escombros en vías públicas y privadas es uno de los problemas que más afecta las condiciones sanitarias del municipio, por tal motivo, la Secretaría de Infraestructura por medio de las direcciones de Transporte y Servicios públicos, y la Secretaría de Planeación, a través de la Dirección de Gestión Bioambiental, formularon el nuevo decreto 120 de 2014, en el que se procura regular el transporte y la disposición de este material por parte de los carreteros.

Para tal efecto, Nicolás Ussa, representante de la Junta Defensora de Animales, habló sobre el propósito de este nuevo decreto en el que además se pretende sensibilizar a quienes ejercen estas labores para que entiendan el daño que los escombros mal dispuestos le hacen al municipio, y en especial a quienes conviven en las zonas donde son arrojados. Cabe indicar que como primera medida los carreteros tendrán terminantemente prohibido transportar escombros dentro de la ciudad.

“Este es un tema que viene desde hace muchísimos años pero desafortunadamente los múltiples proyectos urbanísticos que se han venido desarrollando en el municipio y las personas irresponsables que sacan sus escombros a la calle, han incrementado como tal su uso y disposición en vía pública, lo cual afecta las zonas de protección hídrica. Todo lo que son los caños, la parte de equipamiento urbanístico y esto como tal, ha afectado la propia calidad de vida de las personas que viven en el municipio”, manifestó Ussa.

También señaló que se ha hecho un trabajo previo con los carreteros, por lo que ellos ya saben de la necesidad que tiene el municipio de cambiar las políticas públicas referentes a este tema, sin embargo, se plantea realizar socializaciones del decreto 120 para que las personas que ejercen estas actividades conozcan la normatividad que empezará a regir desde ahora y no se vean implicados en sanciones que pueden ir hasta el decomiso de las carretas y caballos por parte de la policía.

“La otra importante medida que contempla este decreto es prohibir la circulación de carreteros por vías de alto tráfico vehicular como la Autopista Sur, todo lo que es el sistema Transmilenio, la carrera 7 en la zona centro, la carrera 13 y la calle 13 de Compartir, la Avenida Terreros, la calle 30 y la carrera 9 en la comuna 5, entonces como tal los carreteros no pueden circular a ninguna hora del día por esas vías, incluyendo las horas nocturnas”, explicó Ussa.

Finalmente, también señaló que los ciudadanos que observen algún comportamiento malintencionado de los carreteros en cuanto a este decreto, pueden acudir a cualquier uniformado de la policía nacional, ya que es su obligación imponer el comparendo ambiental y la sanción a que haya lugar, aclarando que en caso de decomiso de animales, éstos quedarán a disposición de la Alcaldía municipal.

“Es simplemente que la comunidad en general sienta ese compromiso de denunciar y como tal hacer un llamado a todo este gremio porque no podemos permitir más escombros a diestra y siniestra por todas las vías del municipio; de igual forma ellos no pueden transitar por andenes o aceras de uso exclusivo para peatones”, concluyó el representante de la Junta Defensora de Animales.

La comunidad opina

Si bien es cierto algunos habitantes apoyan la medida, hay cierto escepticismo por la pobre imagen que tienen las autoridades en lo concerniente a la aplicación del comparendo ambiental y el control a la disposición final de escombros.
“Me parece fabuloso siempre y cuando se cumpla, porque una cosa es la ley escrita y otra muy diferente la que se hace cumplir, y aquí todos se la pasan por la faja, incluso hasta quien debe hacerla cumplir, pero de todas formas amanecerá y veremos de qué está hecha realmente la autoridad del alcalde y de la policía en Soacha”, expresó Marcela Hernández, habitante de la comuna tres.

“Lo malo de las leyes es que casi nadie las conoce y sí se van a hacer socializaciones, entonces deben ser bastantes porque no son solamente los carreteros quienes arrojan escombros, están también aquellos que le pagan a estas personas, esos son los que también originan el problema, pero ojalá se tengan resultados positivos y la gente caiga en cuenta que botar escombros y basura le hace daño al medio ambiente”, afirmó Daniel Fandiño, residente de la comuna cinco.