La Casa Ernestina Parra se inaugurará el próximo cinco de febrero e invita a la población de Soacha a conocer  su proceso de acompañamiento jurídico, formación y atención psicológica a la mujer. Se ubica en el barrio el León XIII sobre la Transversal 12 # 40B-36 sur.

La meta de este escenario  es brindar la guía necesaria al género femenino para crear respeto y amor al mismo. El proyecto de la Casa Ernestina Parra empezó a desarrollarse en el año 2007, cuando se crea la mesa de organización de mujeres de Soacha; siempre se planificó tener una Casa para la mujer, con el objetivo de coordinar el papel de la misma, ordenando acciones a favor de ellas.

“En el año 2018 nos presentaron a una mujer parlamentaria de Italia que estaba de visita en Colombia y se socializó todo el proceso de la mujer incluyendo políticas públicas, además de exponer los planes que tiene la alcaldía, como la casa refugio, pero esta tiene intermitencia en su función con mujeres victimas de maltrato. Posterior a ello se presenta la intención en Italia y se aprueba”, comentó, Clemencia López, coordinadora de la Casa Ernestina Parra.

Así habló la  coordinadora de La Casa Ernestina Parra quien explicó aspectos importantes  de su proceso.

¿Qué pasa cundo se aprueba el proyecto Ernestina Parra?

Una vez que se aprobó el proyecto, se dio un apoyo de una organización llamada Pangea que tenía un socio local en ese momento, se presentaba la intención pero no había la experiencia en el tema de género.  Se solicitó a las lideresas que ubicáramos una organización ejecutora del proyecto y  trabajamos con  Cetrap, se escogió y se recomendó; desde allí empezó el tema legal, la firma de convenios. Vino una visita de Italia y se formalizó el proceso  de trabajo.

¿Quiénes hacen parte de la administración del proyecto Ernestina Parra?

Se comenzó a hacer la recepción de las hojas de vida y se selecciona el personal que es un equipo de 9 personas, 2 abogadas 1 psicóloga, 1 comunicador social y 5 lideresas que hacen el trabajo en terreno.

¿Cuál es el proceso de formación?

Fortalecimos todo el caso de tema de género y violencia con una cartografía, se adecuó a la casa para hacerla un espacio para las mujeres

¿Por qué se llama Ernestina Parra?

Fue un proceso de integración colectiva, donde todas participamos, inicialmente queríamos darle un nombre de una mujer valiosa que haya resignificado el valor de la mujer. Indagando  llegamos a Ernestina Parra de Fusagasugá, ella posicionaba mucho el tema de las mujeres y trabajaba incansablemente por una vida libre de violencias. Hacía parte de la mesa nacional de seguimiento de la ley 1257. Tenía una forma de enseñar los derechos de la mujer de manera práctica y sencilla.

¿Cuál es el reto más grande que tienen?

Primero que todo dar a conocer esta  casa, que muchas mujeres se vinculen para establecer una red de mujeres libres de violencia en el municipio de Soacha, para fortalecer, compartir y llevar un mensaje al género femenino. He pensado en grupos por los medios tecnológicos para comunicarnos con ellas.

Nuestro otro reto  es  tener una  casa propia para continuar con las asesorías jurídicas, formación, psicológica y contar así con un  espacio de actividad y uso.

¿ Por qué es importante tener un proceso que fortalezca el papel de la mujer en Soacha?

Es importante porque Soacha reporta la mayor cifra de violencia contra las mujeres, es interesante porqué hay mucho trabajo que realizar acá en el municipio, para construir una vía libre de violencia, evitando los feminicidios y la idea es fortalecer esos espacios.