La deportista empieza a pensar en otros proyectos personales a pocos meses de su retiro como atleta profesional. Hace unos días regresó de suelo europeo y se abre de nuevo el espectro para las aspiraciones políticas de la medallista olímpica.

Ibargüen tenía planeado retirarse del atletismo en las justas de Tokio 2020, pero con el aplazamiento para 2021 también se corrieron los planes de ella. Sin embargo, según se conoció, Caterine continúa con sus planes de ser congresista una vez abandone el deporte profesional.

Caterine tuvo una reunión el jueves pasado donde ratificó su deseo de ser congresista de la República y contaría con el apoyo de Alejandro Char, con quien tiene una conocida amistad desde los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2018.

En teoría, los deseos de Ibargüen van encaminados a empezar una carrera política con prontitud, pero en medio están los planes para Tokio 2021 y su retiro profesional donde buscará medallas en salto largo y salto triple para hacerlo por todo lo alto, por lo que desde algunos sectores de la crítica deportiva se levanta preocupación por este doble proyecto.

No es la primera vez que un deportista entra a la política luego que en años anteriores algunos partidos políticos lo hayan intentado con Willington Ortíz y María Isabel Urrutia.

Fuente: Antena 2