Desde la líbido hasta problemas de presión arterial, pueden resultar beneficiados con la ingesta frecuente de chocolate negro.


Los adictos al chocolate celebraron el resultado de una investigación realizada en Alemania y publicada en una reciente edición del Journal of the American Medical Association. Según la investigación, una porción de chocolate negro equivalente a 30 calorías diarias (una minichocolatina jet) podrían ayudar a controlar la presión alta puesto que estimula la respuesta a la insulina, mantiene controlados los niveles de glucosa y mejora la función endotelial en pacientes hipertensos, según muestra también un estudio publicado en Hypertension.

jose_manuel.jpg En este caso, lo que hace valioso al chocolate es el cacao y para beneficiarse de los resultados anteriores hay que consumir chocolate oscuro con por lo menos 70% de concentración de cacao. El cacao (cocoa) solo no puede consumirse porque el sabor no es agradable.

Cabe anotar que los científicos además reconocen que para lograr el efecto saludable es necesario llevar una alimentación balanceada, perder el exceso de peso y realizar ejercicio.

Comer chocolate, sin duda es una recomendación fácil de adoptar. pero no tiene los mismos efectos cuando se consume el chocolate blanco, pues la variedad de chocolate que estamos acostumbrados a adquirir en forma de golosinas o bombones, contiene leche entera (lo que implica cierta cantidad de colesterol) y mayor contenido de azúcar.

-Aumenta el líbido (deseo) principalmente en las mujeres. Un estudio en Italia encontró que a las mujeres que les gusta el chocolate y lo consumen tienen el líbido más alto.

-Aleja la depresión.

-Ayuda al corazón. El chocolate tiene componentes llamados flavonoides que ayudan a evitar el congestionamiento de las arterias y así ayudan a prevenir ataques al corazón y derrames.

-Son ricos en antioxidantes, vitaminas y contiene niveles altos de magnesio.

Fuente: healthlibrary.epnet.com