Otro ejemplo de la falta de autoridad que vive Soacha se evidencia en León XIII primer sector. Camiones y tractomulas que descargan baldosines y otros materiales de remodelación se parquean en los andenes y calles, obstaculizando el paso peatonal de estudiantes y comunidad, incluso bloquean el ingreso a las viviendas.


camiones-invaden-calles-de-soacha

camiones-invaden-calles-de-soacha

Sobre la carrera octava, entre las calles 45 y 49 del primer sector de León XIII, se está presentando un grave problema de invasión del espacio público generado por empresas industriales que utilizan las calles y andenes como parqueaderos, afectando las fachadas de las viviendas y dañando el espacio público.

Desde hace varios años empezó a crecer el comercio industrial sobre la carrera 7 o vía “Paralela” en el sector de León XIII, se instalaron salas de exhibición de baldosines y elementos para remodelación. Como resultado las empresas instaladas adquirieron los predios ubicados detrás de los locales y empezaron a emplearlos como bodega.

“Con el auge del comercio de baldosines en el sector, los propietarios de los negocios ubicados sobre la paralela han adquirido el derecho de dominio sobre los inmuebles ubicados en la parte de atrás y los comenzaron a utilizar como bodegas. A partir de esa acción se inició una invasión absoluta al espacio público generada por camiones y tractomulas, entre otros vehículos pesados”, especificó Alberto Melgarejo, integrante de la Junta de Acción Comunal de León XIII.

Contrario a lo estipulado en la ley, la mayoría de los industriales no utiliza los predios que adquirieron para guardar y descargar los camiones, en su lugar parquean los vehículos pesados a lo largo de toda la octava, invadiendo la vía, al tiempo que ubican los automotores sobre los andenes obstaculizando en su totalidad el paso de los transeúntes.

“De acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial de Soacha, este es un sector destinado a la residencia, así mismo, la carrera octava hace parte del barrio León XIII, por lo tanto no es una vía en la que los conductores tengan permiso de transitar con vehículos pesados. No obstante, la colapsan con los mismos. La situación ya ha generado varias afectaciones para la comunidad”, agregó el líder comunal.
Justamente, para proteger sus predios los vecinos han tenido que implementar medidas drásticas con el fin de evitar que los conductores ubiquen los camiones sobre los andenes de sus casas.

“Dejaban camiones de no menos de 20 toneladas a menos de 70 cm de mi casa, y también cuando trataban de girar sobre la misma vía llegaban prácticamente a la puerta. A la comunidad le tocaba pasar por el andén de lado porque estaba todo acaparado por los camiones. Por eso varios vecinos hemos tomado la decisión de instalar bolardos. Solo de esa forma fue posible evitar que dañaran más los andenes y expusieran a los transeúntes”, agregó José Jiménez, residente afectado.

Cabe aclarar que la vía fue diseñada para vehículos de máximo 3.5 toneladas de peso, no obstante, todos los días hay parqueados y en tránsito camiones de hasta 40 toneladas cargados de material de construcción. El parqueo de los mismos sobre los andenes ha provocado el detrimento del espacio público y la afectación a viviendas.

Junto a los residentes cercanos a la mal ubicada zona industrial, los estudiantes del colegio Benedicto XVI y de la Institución Educativa León XIII exponen su integridad, puesto que son vecinos directos de las empresas que invaden el espacio público, y entre las 11 a.m. y las 12 m deben transitar entre cientos de camiones al salir e ingresar a los planteles educativos.

“Es necesario que la Secretaría de Movilidad imponga autoridad sobre estos vehículos y se haga un control constante para que se respete el uso de la vía y el POT del municipio. Conjuntamente hay que recordar que el contratista que renovó la capa asfáltica hace poco más de un año, dejó la carrera octava sin señalización; este hecho permite que los conductores violen las normas”, finalizó Melgarejo.