El enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes, al parecer pertenecientes a pandillas del sector, inició con una discusión en la portería de Bosques de Zapán cuatro. Posteriormente se extendió a otras partes del conjunto y dejó como resultado varios vidrios rotos, personas heridas y cinco menores detenidos.


La asonada arrancó en la recepción de Zapán cuatro cuando varios jóvenes, al parecer miembros de dos pandillas, se enfrentan con cuchillos, palos y cadenas, sin importarles la presencia de los habitantes que a esa hora transitaban por el conjunto.

Dicen los residentes de Bosques de Zapán cuatro que al parecer la pelea se produjo por la lucha que tienen los jóvenes por el territorio, quienes además consumen drogas y se enfrentan casi a diario.

Cuentan los mismos residentes que el enfrentamiento duró aproximadamente diez minutos y que les tocó unirse para sacar a los jóvenes porque no aguan más esta delicada situación.

“Nos destrozaron la portería de nuestro conjunto, como tenemos alarmas las activamos para salir y apoyar al vigilante. Lo delicado es que uno los ve jugando con los cuchillos, fumando en presencia de los niños, son hasta diez fumando, y a las personas que llegan después de las 8 pm les roban los celulares, les piden plata, mejor dicho, le toca casi que a uno pagar vacuna”, dijo uno de los residentes de Bosques de Zapàn cuatro.

Habla la Policía

Ante los delicados hechos registrados la noche anterior en Bosques de Zapàn, el coronel Gustavo Berdugo, comandante del Distrito Especial de Policía Soacha, dijo que sus hombres atendieron el llamado de inmediato y que gracias al apoyo de la comunidad se logró controlar la situación.

“Cuando la gente nos avisó acudimos de inmediato. En los hechos trasladamos a cinco menores que quedaron a disposición de infancia y adolescencia; ninguno a centro hospitalario porque las lesiones que sufrieron fueron leves”, manifestó el oficial.

Según Berdugo, el problema con los conjuntos residenciales es que la Policía no puede ingresar sin una coordinación previa. “No se puede aplicar el toque de queda porque la Policía no puede entrar a los conjuntos sin autorización, por eso se entra a analizar los casos con las demás autoridades para poder determinar cuándo ingresar a conjuntos de propiedad horizontal”.

Finalmente, el coronel dijo que la Policía adelantará campañas de resocialización para ofrecerles otros espacios a los jóvenes, como deportes y actividades culturales, al igual que aseguró que se fortalecerá seguridad en el sector durante los fines de semana.