Así lo dio a conocer un informe del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, con ocasión de la conmemoración del Día Internacional del Trabajo el próximo miércoles.


De acuerdo con la investigación las profesiones que podrían desaparecer, están los árbitros y otros oficiales deportivos, así como los cajeros, manicuristas y taxistas.

El informe analizó diversos aspectos relacionados con la robotización del empleo, el control del tiempo de trabajo y el impacto de la tecnología en las nuevas relaciones en contextos de plataformas digitales y su impacto en el sistema de protección social.

Dentro del listado de profesiones con probabilidad de ser automatizadas por la implementación de robots también están, en su orden, las personas que se dedican a la recolección de datos, telemarketing, liquidadores de pólizas de seguros, analistas de crédito, técnicos de laboratorio dental, empleados de facturación y registro, de servicio postal, choferes, reparadores de bicicletas, trabajadores de preparación de comidas, barberos, carpinteros, trabajadores de lavandería y técnicos en aviación.

Para el investigador Iván Daniel Jaramillo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y autor del informe, es necesario regular el trabajo en el marco de plataformas digitales para asegurar el respeto de principios de la relación de trabajo de la que emana el conjunto de derechos laborales, la afiliación y cobertura del sistema de seguridad social y el respeto de los pilares de la libertad sindical”.

El informe finalmente manifiesta que en función de la automatización y robotización de los puestos de trabajo, el año 2025 se registrará una pérdida de 75 millones de empleos, en contraste con la creación de 133 millones de nuevos roles como consecuencia de los desarrollos tecnológicos, según cifras de 2018 del Foro Económico Mundial.

Fuente: Caracol Radio