Los crecientes problemas que tienen que afrontar las más de treinta mil familias residentes de Ciudad Verde llevaron a líderes del sector y copropietarios de las propiedades horizontales a protestar con el fin de pedir más atención por parte de la alcaldía y una intervención urgente en materia de seguridad, espacio público, servicio de acueducto y movilidad, entre otros.


ciudad-verde-4.jpg

Para los manifestantes, el problema más frecuente es el incumplimiento de las constructoras en cuanto a la entrega de espacios comunes al interior de las diferentes urbanizaciones; los afectados piden a la administración municipal un control efectivo que obligue a dichas empresas a cumplir sus promesas y que al tiempo ejerza un control preventivo que evite la continua expansión de ese tipo de inconsistencias.

“Hay varios conjuntos en Ciudad Verde en donde vendieron con la promesa de tener servicio de acueducto, sin embargo, después de varios años aún seguimos observando que ellos deben ser surtidos con carrotanques para poder acceder al servicio del agua. Necesitamos que la alcaldía nos preste atención y haga cumplir a las empresas constructoras lo prometido”, manifestó Javier Maldonado, líder del sector.

La protesta en la que la comunidad exponía los principales problemas de la ciudadela comenzó en horas de la mañana de este domingo, frente al centro comercial Miraflores. De ahí decenas de personas se desplazaron hasta la sala de ventas de Ciudad Verde con miras de conseguir que los representantes de las constructoras les prestaran atención.

ciudad-verde-3.jpg

El transporte en el sector que pertenece a la comuna tres de Soacha es otro de los grandes inconvenientes de la comunidad, puesto que, según los residentes. El servicio público es insuficiente y no se adapta a las necesidades de los habitantes, y el servicio informal, además de que está en constante aumento, representa un riesgo para la seguridad de los usuarios.

“Para mejorar el transporte nos han prometido, entre otras, la Avenida Ciudad de Cali, que por parte de las constructoras solo se ha construido la mitad de la misma. Estamos temiendo una movilidad restringida apenas se entregue el tramo que conecta la ciudadela con Bosa la Paz y Bosa Laureles, ya que el carril de entrada de la localidad hasta nuestros conjuntos tiene un espacio muy restringido y está en muy mal estado”, recalcó Oscar Iván Rodríguez, veedor y líder de Ciudad Verde.

Los manifestantes aprovecharon el espacio para puntualizar los problemas que aquejan a la comunidad habitante de Ciudad Verde, entre ellos, se quejan de la falta de cupos escolares en la Institución Educativa Chiloé para el 2017, crecientes problemas de inseguridad debido a la presencia de jóvenes consumidores de drogas, e inconvenientes al interior de las urbanizaciones por la popularización de las malas administraciones.

Finalmente, para los manifestantes el problema que más ha perdurado en la ciudadela es la falta de control a los vendedores ambulantes que llegan durante los fines de semana y que ya han formado un monopolio en las avenidas del sector; conjuntamente indigna a la comunidad que las personas que se aprovechan del espacio público no pertenezcan a la ciudadela ni al municipio, por lo que han desplazado el comercio de los habitantes de Soacha.