Con el fin de proponer al humedal Neuta como un espacio para la ejecución de un proyecto ecoturístico, la comunidad del barrio Quintas de la Laguna Segundo Sector, en la comuna dos de Soacha, se reunió con el fin de realizar un taller e identificar los principales problemas del afluente hídrico y empezar a planear soluciones.


charla-humedal-Neuta-Soacha

charla-humedal-Neuta-Soacha

Partiendo de la comprensión de la comunidad como actor trascendental en la recuperación del humedal Neuta, líderes de Quintas de la Laguna y parte de sus residentes se reunieron en el salón comunal del sector para identificar los principales problemas que rodean al humedal, los cuales pueden influir de forma negativa en su proceso de recuperación.

Katherine González, estudiante de turismo a cargo del proyecto, explicó el propósito de la actividad a la que asistieron los líderes y vecinos.

“Necesitamos evaluar las problemáticas del humedal a partir de la percepción de sus vecinos, ya que ellos son quienes las viven; de ahí se pretende reunir un análisis basado a partir de la historia del humedal para identificar por qué se ha perdido este ecosistema. Así mismo la comunidad al haber puntualizado en los problemas que más perjudican a su medio ambiente, ideará diferentes soluciones que sirvan de base para la recuperación y la posterior ejecución del proyecto”, detalló González.

La comunidad es consciente que la Corporación Autónoma Regional (CAR) lleva años efectuando trabajos de recuperación en el humedal Neuta, sin embargo argumenta que a pesar de estar incluido el cobro por la labor, los resultados aún no reflejan la inversión que se está haciendo, motivo por el que proponen otras alternativas incluyentes que logren llamar la atención de todos en torno a la problemática que vive el afluente.

José Barragán, expresidente de la Junta de Acción Comunal de Quintas de la Laguna segundo sector, expuso:

“Llevo 18 años viviendo aquí y alcancé a conocer la cantidad de especies migratorias que venían al humedal y cuando contaba con un espejo de agua y una ronda hermosa; actualmente el cambio del humedal ha sido crítico, al interior de lo que antes era agua y ahora está prácticamente seco se evidencia consumo de drogas y jóvenes delincuentes que también lo utilizan para sostener relaciones sexuales. Como parte de la comunidad pago 38 mil pesos de CAR, entonces me pregunto ¿Dónde está esa inversión? Si son 1.500 casas que realizan ese aporte”, expresó el ciudadano.

La contaminación es el obstáculo más grande para la recuperación del humedal, los líderes y la comunidad reconocen que al ser el punto de llegada de las aguas residuales y lluvias de todo el sector, va a seguir contaminado. Por lo tanto sugirieron una alternativa para tratar este inconveniente y permitir que el humedal empiece a recuperar su PH natural y se convierta en un destino seguro, convirtiéndose en un espacio fundamental para el sostenimiento de todo el sector.

Yinary Giraldo, integrante del proyecto, finalizó: “Hemos identificado que el humedal, después de un tiempo de efectuar estrategias de conservación, puede llegar a ser un destino ecoturístico, ya que contiene especies de fauna y flora que son endémicas, es decir, que solo se presentan en su ecosistema, las cuales pueden llegar a representar un atractivo para atraer turistas, al tiempo que se promueve y se establece una forma auto sostenible para seguir invirtiendo en la preservación del humedal”.