Por un segundo, ciudadano y ladrón se apuntan con arma de fuego, pero ninguno se atreve a disparar.

Otro caso de los muchos que suceden en las calles de Bogotá se evidencia en un video cuando un atracador entra apuntándole a un joven que estaba chateando recargado en la pared de una vivienda.

Al parecer un hombre que estaba dentro de un vehículo se percató segundos antes que el ladrón venía con el arma apuntándole al joven que chateaba, pero este desenfunda su arma y le apunta al delincuente, evitando el atraco.

En un segundo de la escena los dos se apuntan directamente con el arma, pero ninguno dispara. El ladrón se asusta y sale a correr, mientras el ciudadano seguía apuntando sin disparar.

Al final el delincuente sale despavorido y por fortuna nadie sale herido, mientras el joven que chateaba salvó su integridad y su celular.  

Este es otro de los cientos de casos que se conocen en Bogotá donde la delincuencia actúa en contra de los ciudadanos de bien.

https://youtu.be/8OcZMV3-zrI