Contrario al sentir de la mayor parte de los habitantes de Soacha y como medida de presión desde la Contraloría municipal, fue interpretada la aceptación de la renuncia por parte del alcalde Juan Carlos Nemocón al Director de Impuestos Arsenio de Jesús Peralta.


Cabe recordar que hace apenas 20 días el mandatario municipal solicitó la renuncia protocolaria a todos sus secretarios y directores, medida que fue bien recibida por la mayor parte de la comunidad. Sin embargo lo que los habitantes esperaban es que se hicieran cambios contundentes para lograr soluciones reales a los problemas de seguridad, espacio público, movilidad, y que la tramitología en la alcaldía no fuera tan traumática. Pero con el correr de los días, al ver que no pasaba nada, muchos pensaron que Nemocón seguiría gobernando con los funcionarios que traía.

Sin embargo el mandatario sorprendió ayer cuando se conoció que aceptó algunas renuncias, una de ellas la del Director de Impuestos Arsenio Peralta.

Ahora. Lo de la aceptación de la renuncia es un decir, porque en el fondo lo que se puede interpretar en estos casos es que se trata de un despido directo. Claro que la ley le permite al mandatario solicitar la renuncia de todos sus funcionarios de libre nombramiento y remoción para disponer de sus cargos cuando quiera.

En el caso del Directorde Impuestos, hay quienes se atrevieron a especular que una de las causas de su salida fue la función de advertencia que el pasado 12 de septiembre emitió la Contraloría municipal, en donde se habla de unos hallazgos encontrados con relación al cobro coactivo de algunos impuestos durante la vigencia pasada. Claro que otros argumentan que esa función de advertencia no está bien soportada, y que más bien se trata de intereses en el manejo de determinados cargos.

Un segundo argumento responsabiliza directamente al secretario de Hacienda, Alfonso Bogotá, quien al parecer solicitó su salida al alcalde Nemocón. Otros hablan del interés del alcalde de sacar de su administración a todos los funcionarios del ex alcalde Ernesto Martínez, ya que haciendo cuentas, el Director de Impuestos es el quinto funcionario de alto nivel que sale este año, y que venía vinculado desde el pasado periodo de gobierno.

Lo cierto es que el Director de Impuestos se va de su cargo luego de casi cinco años de excelente gestión en la alcaldía de Soacha, labor que dejó resultados importantísimos para las arcas municipales, los mismos que reconocen buena parte de los soachunos, aquellos que le generaron grandes elogios pero también los mismos que causaron envidia e intereses oscuros en unos pocos.

Queda la duda y el sin sabor si la presión ejercida desde la Contraloría y un pequeño sector del concejo incidió en la decisión del alcalde, o si el mandatario ‘obedeció’ la supuesta petición del secretario de Hacienda, o si se trató simplemente de los cambios normales de una administración, aunque-como dicen muchos-si se hablara de justicia, alrededor de la mitad de los funcionarios de alto nivel tendrían que irse.

A última hora se supo que el alcalde aceptó también las renuncias del Director de Gestión Bioambiental Jonh Pedro Cometa y del Director de Urbanismo, Álvaro Cabezas.