El colapso se presentó el miércoles en la tarde, hoy el mismo Gobernador visitó el municipio y dijo que actuará con celeridad frente a la emergencia presentada en Ubalá.

Luego de una visita técnica a la plaza de mercado de Ubalá y al barrio aledaño, por parte del equipo técnico de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo (UAEGRD), Corpoguavio, los cuerpos operativos y las autoridades locales, se instauró el Consejo Extraordinario Municipal para la Gestión del Riesgo que contó con la participación del Gobernador Nicolás García.

“Vamos a sacar adelante la plaza de mercado y buscaremos la solución ante esta emergencia, toda la administración está a disposición de Ubalá”, afirmó el primer mandatario departamental frente al episodio ocurrido este miércoles en horas de la tarde, el cual dejó solo daños materiales.

Una vez culminada la intervención de todos los participantes en el Consejo, la directora de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo (UAEGRD), Gina Lorena Herrera, planteó una hoja de ruta que contempla los siguientes pasos:

  • Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades, EDAN.
  • Informes técnicos.
  • Instalación del Puesto de Mando Unificado PMU.
  • Elaboración y/o actualización del Plan de Contingencia Municipal.
  • Remoción de escombros.
  • Reubicación temporal de la plaza y oficinas del Banco Agrario.
  • Atención y seguimiento a las 30 viviendas cercanas a la plaza.
  • Reunión con el secretario jurídico para soportar una posible declaratoria.

Tanto la directora Herrera como la gerente del Instituto de Infraestructura y Concesiones ICCU, Nancy Valbuena, y el secretario de Competitividad, Juan Gabriel Ayala, coincidieron en que debe primar la vida y hay que salvaguardarla. La administración departamental está disposición de los damnificados, y frente a los acontecimientos hay que actuar con celeridad.

Importante recordar que, dada sus condiciones topográficas, Ubalá es un municipio vulnerable a este tipo de emergencias.  En noviembre de 1999 se presentó una avalancha por el desbordamiento de la quebrada Santa Rosa, que inundó el parque principal, la plaza de mercado y 14 viviendas que fueron evacuadas.