El Coliseo luce más imponente que nunca después de su restauración más costosa: una limpieza por varios millones de euros para remover una pátina gris y poco digna de hollín y suciedad del antiguo estadio que ha sido embestido por la polución en la congestionada Roma.


La patrocinadora de la restauración es la fabricante de zapatos y artículos de lujo Tod’s. En un acto de mecenazgo moderno, el fundador de la compañía, Diego Della Valle, respondió a un llamado al sector privado para ayudar a las arcas anémicas de Italia a cuidar de sus tesoros arqueológicos.

Ante la imagen brillante del Coliseo restaurado, develado oficialmente el viernes, el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, anunció que 18 millones de euros (casi 60 mil millones de pesos) serán destinados a reemplazar, para finales de 2018, el viejo piso de la arena por uno que pueda recibir espectáculos de hoy, aunque se han descartado conciertos de rock en el monumento. El escenario “será usado para eventos culturales del más alto nivel”, dijo Franceschini.

El primer paso de la restauración consistió esencialmente en retirar cuidadosamente los efectos de la contaminación en el exterior del Coliseo, que data del siglo I, lo cual se logró con atomizadores de agua y brochas de mano. El monumento permaneció abierto para los turistas durante los cerca de 3 años de trabajo, en los que se fue cubriendo con andamios una sola sección del exterior a la vez.

La limpieza costó unos 6,5 millones de euros. Tod’s pagó todo el proyecto, cuyos próximos pasos incluyen la construcción de un centro para visitantes con una cafetería y reforzar el nivel inferior del Coliseo, donde se preparaban los gladiadores y estaban resguardadas las bestias y el escenario para los espectáculos disfrutados por las masas romanas del pasado.

Fuente: ElColombiano.com