Aunque la construcción de vías ha avanzado, la realidad no ha cambiado mucho. Los grandes proyectos como los de Cuarta Generación no empiezan y se siguen pagando los terceros peajes más costosos de los países de la Red Iberoamericana de Prensa Económica (Ripe).


Colombia es superado por España y México. Este último en algunos casos duplica incluso las tarifas de naciones de primer mundo. Es así que el tránsito por la vía México -Puebla implica el pago de US$9,7 según información de la Secretaría de Transportes del país mexicano.

El valor de los peajes en las carreteras a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías) se incrementó ayer en 1,94%, de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 2013. El tope de la medida es de US$6,7. Mientras que el aumento de los peajes concesionados a cargo de la ANI se realizará a partir del 20 de enero, también con el dato de la inflación.

José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio, explica que en Colombia el alto costo de los peajes se justifica en el hecho de que es con estos pagos que se “apalanca la infraestructura, el país tiene un importante atraso en infraestructura. Nos falta mucho para tener una movilidad que esté acorde al desarrollo del país y que permanezca en buen estado”.

En los últimos años los puntos de recaudo concesionados por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) alcanzan costos de $13.100 (US$6,7) por trayecto para vehículos particulares, como es el caso del peaje Pipiral en la vía Bogotá – Villavicencio.

Francisco Suárez, consultor en infraestructura, dice que las tarifas de los peajes no son producto de un cálculo caprichoso por parte del concesionario o el Gobierno. “A la hora de la verdad es en la estructuración financiera de los contratos donde se llega a un acuerdo y para que se ejecute el proyecto se deben contar con los recursos necesarios para así mismo poder responder con las obligaciones que se asumen”.

Además, indica que factores geográficos y geológicos inciden en los precios. “Los costos de construir una vía en Colombia no son los mismos de otros países con otras condiciones”.Paraguay, por ejemplo, tiene los precios más bajos de la región con cobros de US$1 promedio.

Los peajes de la Vía Bogotá -Villavicencio ocupan el lugar número uno entre los más caros de Colombia, le siguen los de Medellín (Túnel de Occidente). La vía Armenia hacia Pereira ocupa el tercer puesto y si viaja desde Barranquilla hacia Cartagena tendrá que pagar en promedio dos peajes por más de $8.000 (US$4,12), en un trayecto que no supera las dos horas.

El director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, tiene dos explicaciones para que las tarifas del país estén entre las más costosas. “En términos de dólares se debe a la revaluación del peso, prácticamente los bienes transables son más costosos que en el exterior. El segundo factor es que las carreteras en Colombia han resultado muy caras, debido a los problemas de sobrecostos y las demoras de las entregas de los proyectos”.

Este año en Colombia también habrá vía libre a los peajes urbanos, en ciudades donde los conductores tienen que esquivar huecos y andar a velocidades lentas. Lo que significa vías atrasadas, poca movilidad y más peajes.

El sondeo realizado por LR corresponde a una comparación entre los valores que divulgan organismos del Estado y empresas privadas de Ripe. Venezuela se excluyó ya que solo se cobran peajes a vehículos de carga, y este sondeo tuvo en cuenta los particulares. Los resultados coinciden con los del modelo estadístico que aplicó la Universidad Manuela Beltrán en 2011, en el que se concluye que Colombia es el segundo país con los más peajes caros de la región.

Fuente: Larepublica.com