Del 13 de febrero al 16 de marzo, el Ministerio de Cultura a través de su Plan Nacional de Danza ‘Para un país que baila’ (PND), realiza la entrega de cuatro salas de danza adecuadas y dotadas, con una inversión de más de 140 millones de pesos.


“Con la apertura de estas nuevas salas estamos aportando al desarrollo y a la formación de la danza del país. Estos espacios brindan las condiciones necesarias para una práctica digna de la danza, la formación de las nuevas generaciones de bailarines y el disfrute de esta práctica artística por parte de las comunidades”, dijo Guiomar Acevedo, Directora de Artes del Ministerio de Cultura.

Los eventos de entrega de las salas de danza comienza este 13 de febrero en Nocaima (Cundinamarca) y continúa el 17 de febrero, Bochalema (Norte de Santander); 18 de febrero, El Tarra (Norte de Santander) y 16 de marzo, Palmira (Valle del Cauca).

Con esta iniciativa el Ministerio de Cultura le apuesta a la descentralización y dignificación de esta práctica artística en el país. Gracias a una inversión de más de $ 2.000 millones de pesos, hoy, los colombianos disfrutan de 49 nuevas salas para vivir el arte del movimiento.

Las salas adecuadas y dotadas cumplen con condiciones que permiten garantizar el cuidado del cuerpo, y la formación y creación de bailarines en el país. De esta manera, este proceso ha dotado con pisos -que ofrecen características de flexibilidad y resistencia-, espejos y sonido a 49 municipios de 22 departamentos del país desde el año 2011.

Cada municipio que recibe la sala de danza dotada, ingresa inmediatamente como beneficiario del Programa Danza Viva. Entre otras acciones impulsadas en cada escuela desde el programa están: creación de un proyecto pedagógico, identificación de actores y prácticas de la tradición local, desarrollo de proyectos de creación que dialoguen con los saberes y prácticas locales, generación de intercambios artísticos y circulación de los procesos creativos y sus resultados en escenarios.

“Danza Viva busca fortalecer los procesos que se realizan en el país y reconocer sus tradiciones porque en ellas está viva y de manera potente la posibilidad de transformación no sólo de los entornos sociales y culturales, sino de los mismos individuos. En 2014, gracias a esta iniciativa se beneficiaron directamente 1.180 personas, en 35 escuelas municipales de Colombia”, precisó Ángela Beltrán, Coordinadora del Grupo de Danza de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura.

“La Escuela está enfocada a trabajar la parte ética con el propósito de construir tejido social. Buscamos que los bailarines no sólo aprendan el arte de bailar (…) en estos 12 años siento una satisfacción enorme de ver cómo las personas que han pasado por la escuela han crecido, se han formado y han hecho de su proceso una experiencia maravillosa”, expresó Fabio Nelson Foronda, formador de danza de la sala de Pueblorrico (Antioquia), uno de los espacios beneficiados.

Espacios para vivir el arte del movimiento

Según Marta Ruíz, asesora del Programa Danza Viva, con la adecuación y dotación, las salas se convierten es espacios serios de trabajo para los bailarines porque sus cuerpos están cuidados y desarrollan su trabajo con dignidad”.

Cada dotación la compone un piso especializado para la danza construido por la Escuela Taller de Bogotá, a partir de los parámetros y especificaciones técnicas establecidas con fundamento en investigaciones desarrolladas sobre el cuidado anatómico de las articulaciones, musculatura y estructura ósea del cuerpo de bailarines que están expuestos a un alto nivel de exigencia física –equiparable a los deportistas de alto rendimiento-. La entrega también contempla espejos fijos a la pared o móviles y un equipo de sonido semiprofesional compuesto por una consola y otros elementos.

La dotación de salas de danza, es una iniciativa del Ministerio de Cultura en asocio con las alcaldías y sus correspondientes direcciones u oficinas de cultura, con el propósito de unir esfuerzos que permitan consolidar la infraestructura existente, mejorar las condiciones de la práctica de la danza en los municipios y lograr el reconocimiento y apropiación de los diferentes géneros y prácticas dancísticas.

En 2015, se abre nuevamente el proceso de postulación de Dotación para salas de danza. Próximamente, se darán a conocer las bases de participación.