Con una jornada de limpieza de sumideros y alcantarillas se dio inicio a este trabajo que tiene como propósito la recuperación de la Cr.7, con el fin de volver a lo que alguna vez representó esta importante vía del centro del municipio, que hoy permanece sucia e invadida por decenas de vendedores ambulantes.


La jornada fue realizada por el comité de comerciantes formales, que desde hace algunas semanas viene trabajando en pro de la recuperación de esta vía, de cara a mostrar una imagen más amable de Soacha, atraer el turismo, pero sobre todo organizar el espacio para que todos se puedan beneficiar. La jornada contó con el apoyo de la Dirección de Servicios Públicos de la Secretaría de Infraestructura y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), entidades que facilitaron los vehículos con los que se realizó la limpieza:

“Sabiendo que la Cr. 7 es la carta de presentación de la ciudad, hemos comenzado la recuperación y el embellecimiento de esta importante vía. Hoy precisamente estamos trabajando en la limpieza de los sumideros y el alcantarillado, y la idea es invitar a los comerciantes para decirles que unidos sí podemos. Ya hay un comité organizado por cuadras, que también está trabajando y dando resultados, al igual que la Secretaría de Gobierno, la Policía Nacional, la Secretaría de Infraestructura, la Dirección de Servicios Públicos y la Dirección de Transporte, con el único objetivo de recuperar esta calle”, explicó John Páez, uno de los gestores de la iniciativa.

Vale la pena decir que los fines de semana se incrementa el número de vendedores que invaden la Cr. 7, no obstante, de los comerciantes informales que están en la séptima entre semana, hay varios que integran el comité. En ese sentido, Páez hizo un llamado para que estas personas ayuden a que no lleguen más vendedores ambulantes a la ciudad durante los fines de semana.

“Esta es la primera etapa de un proceso largo que tiene como objetivo cuidar la Cr. 7, no sólo embelleciéndola para esta temporada, sino empezar a cuidarla de aquí en adelante para que traiga frutos a todos los ciudadanos, comerciantes y residentes. Yo por ejemplo estoy ubicada en la Cr. 7 con Cll. 18, con dos locales comerciales en ambos costados, entonces venimos trabajando en la forma de concentrar las ideas para que ver cómo las ejecutamos, de tal manera que sean acogidas por la gente y todo el mundo pueda aportar su granito de arena. Poco a poco vamos a empezar a hablar de temas como la seguridad y todo lo que debemos hacer para evitar que vengan personas de otros lugares a invadir la Cr.7”, agregó Magda Pinzón, comerciante de la Séptima.

“Lo que buscamos es organizar el espacio para que todos puedan trabajar y sentir que Soacha es un lugar agradable donde se puede venir a pasear, demostrando que este no es un sitio de delincuentes, sucio o mugroso. Se puede tener una Soacha bonita, siempre y cuando se tenga conciencia de que eso es lo que se quiere”, concluyó Víctor Serna, comerciante de la Cr.7.