Luego de la polémica generada por la devolución del proyecto de acuerdo 01 y de las culpas mutuas entre el Concejo municipal y el alcalde Juan Carlos Nemocón, la comisión primera del cabildo comenzó a socializar el nuevo proyecto y a resolver dudas con cada uno de los secretarios del despacho.


El primer funcionario en acudir al concejo fue el secretario de educación, Juan Miguel Méndez, quien explicó a nivel general la principal duda de los concejales, es decir, en qué se van a gastar los $24 mil millones que están en el proyecto, pero que no tienen ningún desglose.

El ejecutivo pide que se incorporen 26.800 millones al presupuesto de educación, pero de esa cifra hay alrededor de 24 mil que no vienen detallados, vacío que llevó a los concejales a invitar al secretario de educación para que explicara y despejara las dudas.

Méndez aseguró que esos recursos están orientados a estudios y diseños de cinco nuevas instituciones educativas para el municipio, además de la compra de pupitres, la implementación de tecnologías, el mejoramiento en la calidad educativa, la terminación de la IE Las Villas y el tema de alimentación escolar. Sin embargo quedaron vacíos porque el secretario de Hacienda se excusó, y aspectos estrictamente de presupuesto no se resolvieron.

“Iniciamos la socialización del proyecto No. 003 el cual incorpora los recursos del balance al presupuesto municipal, son aproximadamente 125 mil millones de pesos y quisimos como ponente y como comisión, citar secretaría por secretaría con el fin de poder determinar qué falencias hay en la administración en cuanto a la ejecución de los recursos.

En este caso le preguntamos al secretario de educación por qué 26 mil millones de pesos guardados en un banco no dan rentabilidad para el municipio de Soacha, y sí lo 56 mil millones que tiene la Secretaría de Salud han arrojado 4.500 millones de pesos de ganancias, son preguntas que no se pudieron resolver por no estar el secretario de hacienda presente”, dijo el concejal Néstor Rozo, ponente del proyecto de acuerdo, quien agregó además que lo hacen por el temor a incorporar recursos que no sean directamente del balance, que no estén certificados y que incurran en alguna irregularidad, aunque aclaró que esa obligación es del ejecutivo, “pero queremos blindarnos y blindar a la administración”, precisó.

Ente tanto, el presidente de la comisión primera, concejal Carlos Ospina, reconoció que el proyecto es importante para el municipio, pero advirtió que tampoco se puede “actuar irresponsablemente y dar una aprobación a la ligera, sin pensar que ese recurso sea bien dirigido”.

Ospina dijo además que la invitación a las secretarías se extenderá hasta el próximo miércoles y lamentó la inasistencia del secretario de hacienda a la socialización con el titular de educación. Claro que aseguró que los funcionarios deberían manejar claramente el tema de recursos para evitar vacíos y contratiempos.
“Creo que las secretarías deben tener claro cuáles van a ser los recursos y el desglose total de los mismos, como secretario debo saber cuánto voy a gastar en cada uno de los ejes a utilizar hasta que llegue al monto total”, agregó.

Finalmente, el concejal Wilson Rodríguez preguntó por qué hay diferencias presupuestales entre el proyecto presentado por el ejecutivo y el reporte enviado al cabildo por el Director financiero del municipio.

“Hay unas diferencias bastante abismales, entonces sí sería interesante que la secretaría de Hacienda asistiera a estos debates. Por ejemplo para la Secretaría de educación la diferencia es de 2006 millones de pesos y en Infraestructura son cerca de 17 mil millones, de acuerdo al oficio que envía Presupuesto con respecto al proyecto de acuerdo No. 3 que fue radicado en esta Corporación”, precisó el concejal.

La socialización del proyecto que busca incorporar los recursos del balance al presupuesto municipal continúa en el concejo y los encuentros con los secretarios de despacho se extenderán hasta el próximo miércoles 26 de marzo.