Después de concluidas las elecciones en cada una de las instituciones educativas, este martes 27 de abril se dará inicio a las capacitaciones para los alumnos que fueron elegidos personeros estudiantiles.


vendedores-1-2.jpgEn las capacitaciones se trabajarán temas relacionados con el entorno sociológico de los jóvenes, las disposiciones de la Ley 115 de 1994 (Ley general de educación) y la formulación, desarrollo e implementación de políticas públicas a nivel local, nacional e internacional.

Los siguientes son los ejes temáticos que componen los talleres:

· Liderazgo juvenil

· Derechos y garantías de los jóvenes

· Gobierno escolar

· Política pública de juventud

“Se hará una articulación con el programa ‘Soacha Joven’ de la Alcaldía municipal, para trabajar en el tema de control social de las políticas juveniles. En este punto estaremos acompañados del IRI (Instituto Republicano Internacional), entidad que además nos apoyará en el tema de garantías para los derechos y el fortalecimiento de los procesos y desarrollos investigativos en nuestro quinto eje de propuestas y perspectivas de los (as) jóvenes”, explicó Fabián Báez, Personero de Soacha delegado para los derechos económicos, sociales y fundamentales.

Los talleres de capacitación se realizarán los días martes y jueves de 2 a 5 pm, en el cuarto piso de la Casa de la Cultura de Soacha hasta el próximo 19 de agosto; se trabajarán en dos grupos y en cada uno estarán integrados los personeros de las instituciones educativas públicas y privadas.

“Cabe destacar que algunos de los estudiantes que fueron candidatos a personeros también harán parte de estos talleres, pues notamos un interés de liderazgo a lo largo de la campaña y la idea es aprovechar eso para fortalecer este proceso pedagógico y democrático”, afirmó Danny Leguizamón, Personero de Soacha delegado para los derechos humanos.

Las capacitaciones serán complementadas con actividades como salidas lúdicas y visitas a entidades, entre ellas, el Concejo municipal. Esta última con el fin de involucrar a los estudiantes en un ambiente real de debate y deliberación para que estén más relacionados con su labor de hacer control a cada uno de los procedimientos llevados a cabo en sus respectivos colegios.