La presencia de basuras, escombros y desechos en las calles, sumado a las heces de las mascotas en las zonas verdes, son el dolor de cabeza de los pocos habitantes que buscan hacer de Compartir una zona agradable y estéticamente presentable.


En cuanto a las basuras, la empresa de aseo tiene un horario estipulado que muchos habitantes no respetan, sacan las bolsas cuando no es permitido y eso es algo que afecta tanto al espacio público como al medio ambiente y la salud humana.

“Aquí hay un horario de recolección de basuras los martes, jueves y sábado en la tarde-noche, pero lamentablemente las personas la sacan los días que no son, en verdad nos falta mucha cultura en este tema. Pienso que hay que enseñar a respetar los horarios, es necesario pedirle a la comunidad que seamos más conscientes y más respetuosos con el vecino; si yo no puedo tener la basura o el escombro en mi casa, entonces ¿por qué el vecino se lo tiene que aguantar en la suya?”, sostuvo Heriberto Ramírez Álvarez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Compartir.

Es evidente que las personas no quieren aportar a su barrio, eso es algo que se ve reflejado en las reuniones que se hacen con Aseo Internacional porque la gente no va, teniendo en cuenta que son oportunidades de solución a dichos problemas. Otro caso particular es el de las heces de los perros, pues los dueños de la mayoría de las mascotas del sector no son capaces de recoger los excrementos de sus animales.

No hay orden, no hay civismo, no hay cultura para darle un buen manejo a las mascotas, es muy triste ver que las zonas verdes del barrio se convierten en el baño público de las mascotas y perros callejeros. Es muy poca la gente que lo hace, además las personas no se dejan hablar y responden con una piedra en la mano”, recalcó el presidente.

El nuevo Código de Policía es quizás la solución a estos inconvenientes, sin embargo se espera que en verdad sea efectivo y que se respeten las nuevas reglas, por lo tanto se requiere más atención de los uniformados y que se sancionen dichos delitos que bien podrían ser el malestar de la mayor parte de los barrios de Soacha.

“Creo que ya es hora que todos los propietarios de las mascotas tomen conciencia de los cuidados con sus animales; si los sacan a hacer sus necesidades, pues que carguen su respectiva bolsa, esperemos que se respete el nuevo Código de Policía. En cuanto a la basura, la gente debería colaborar sacando las bolsas a la hora que es y con sus respectivos cuidados. Nosotros mismos debemos aportar para que la imagen del barrio cambie”, añadió Guillermo Bedoya, habitante del barrio.

En cuanto los escombros, cabe resaltar que debido al cierre de la escombrera municipal por estos días la empresa de aseo no los está recogiendo, entonces se recomienda no hacer trabajos en las viviendas ni pagarle a propietarios de vehículos de tracción animal para que los saque.

Para culminar, se espera que las autoridades estén pendientes del cumplimiento del nuevo Código de Policía; adicionalmente se hace un llamado a los habitantes para que se apropien de su ambiente, tomen conciencia y una actitud positiva y diferente en pro de su bienestar y el de toda la comunidad.

Redacción: Carlos Dussán