A propósito de las inconsistencias presentadas en la Administración Municipal para proveer de combustible a los vehículos de la fuerza pública y los organismos de socorro, en la comuna cinco la comunidad decidió unir esfuerzos y dar un aporte económico para reparar la patrulla y las motocicletas de la Estación de Policía del barrio La Capilla, además de darles la gasolina.


La idea nació por iniciativa del Edil Diego Jiménez, quien gestionó ante algunos miembros de la comunidad y empresarios de la zona industrial del sector, una pequeña contribución para lograr reunir entre todos los recursos necesarios para mandar a reparar los vehículos, que hasta la semana pasada permanecían en un taller mecánico, a la espera de que la Administración Municipal destinara los recursos necesarios para su reparación y mantenimiento.

“Envié una carta al Alcalde con el fin de informarle de la gestión que íbamos a hacer para el arreglo de dos motocicletas y la patrulla de la Policía de la Estación La Capilla. Con algunas empresas logramos la contribución para el arreglo de estos vehículos, que ya están nuevamente funcionamiento. De todas maneras quiero pedirles a las autoridades competentes, sobre todo a la Secretaría de Gobierno, que por favor estén más pendientes de este tema, es inadmisible que la Policía no pueda trabajar por que no tiene estas herramientas que deben ser dotadas por las autoridades municipales”, explicó el Edil Diego Jiménez.

Entre las empresas que aportaron para la reparación de los vehículos se encuentran Renova, Estación de servicio PDSA Cazuca, CDA Cart Pits, comerciantes del sector, Transcolamérica y la Administración del Conjunto Residencial Quintanares. Algunos de ellos hablaron de la colaboración que tuvieron.

“A nuestra empresa se acercó el Subintendente Alexander Gómez, quien nos solicitó una colaboración de nuestra parte porque las patrullas y especialmente las motos de la Estación La Capilla, se encontraban varadas en los talleres. Debido a esta petición, la empresa se vinculó a esta importante gestión para la seguridad del sector, haciendo una inversión pequeña pero significativa, a fin de que se pudieran arreglar estos elementos. No es la primera vez que hacemos un aporte así, sin embargo, lo importante es que la Alcaldía se ponga las pilas con este tema y le ayude bastante a la Policía, porque de verdad que aquí sí se necesita mucho”, expresó Pastor Briceño, Gerente de CDA Cart Pits SA.

“Las motos son muy necesarias para la seguridad del sector porque esta es una zona delicada, por lo tanto cuando uno requiere con urgencia la atención de la Policía, se necesita que esta llegue pronto, pero para eso son indispensables las motos, por lo cual hemos estado colaborando en el arreglo de dichos vehículos, y últimamente también con la cuestión del combustible, porque ellos no tienen presupuesto; si la Policía tiene vehículos, no tiene con qué tanquearlos. Pienso que las autoridades deben estar más atentas a esto, porque con todos los impuestos que pagamos, es triste que sea uno como usuario el que tenga que financiar esto, ¿qué hace la Alcaldía entonces?, ¿qué dependencia se encarga de este tema?”, indicó Jaime Franco, Gerente de la Estación de servicio automotriz PDSA Cazuca.

“Viendo que la Policía es un apoyo importante para la comunidad, que acá somos más de 5500 habitantes y que necesitamos de esa fuerza pública, con el apoyo de la JAL y algunas otras personas, decidimos sacar un presupuesto para pagar el mantenimiento de estos vehículos de la Policía. Fueron $250.000 los que aportamos, y aunque en realidad eran dos motos, al menos logramos sacar una del taller para ponerla a funcionar nuevamente”, concluyó Gustavo Cubides, Administrador del Conjunto Residencial Quintanares.

Es de tener en cuenta que hasta el momento todavía se desconoce qué ha pasado con la licitación por la cual se debe contratar la provisión del combustible de los vehículos de los organismos de socorro y de seguridad del municipio.