Con un emotivo acto cultural y un imponente desfile sobre la carrera 7, los estudiantes del Colegio Santa Ana conmemoraron el Día de la Raza. La representación de la cultura continental fue lo que más llamó a la atención entre los espectadores.


Todo estuvo dispuesto desde las 2 p.m. de este domingo para que los alumnos del Colegio Santa Ana de la comuna dos se congregaran en el Estadio Municipal Luis Carlos Galán y comenzaran con una inusitada fiesta folclórica y cultural en la que la gente desprevenida que transitaba por la Carrera Séptima se fue uniendo, atraída por la curiosidad del momento y al compás de algunas danzas típicas, al tiempo que con gaitas y tambores se interpretaban diferentes ritmos.

“Estamos haciéndole un homenaje a nuestra cultura indígena muisca, queremos darle a Soacha esa admiración y ese respeto por lo ancestral y por lo diverso, además es un encuentro entre el patrimonio cultural con lo moderno, por lo que se convierte en una invitación para que la gente del común se una y admire lo bello que se nos ha dejado”, señaló Freddy Alfonso Pareja, rector de la institución educativa.

El docente también indicó que la muestra artística realizada incluyó bailes tradicionales de México, Guatemala, Colombia, Bolivia y de la Isla de Pascua en Chile, por lo que se convirtió en un homenaje a la cultura latinoamericana realizado por alumnos que van desde grado sexto a once y en la que se puede motivar a la ciudadanía para que se dignifique el respeto hacia la cultura, pero sobre todo a los símbolos patrios.

“Los resultados que se esperan son valiosos porque la comunidad del colegio se apropia, se siente orgullosa e identificada con el pasado y el presente del municipio”, concluyó el profesor Pareja, quien también mencionó que la decoración de las pancartas se hizo en representación de las muestras líticas y orfebres con las que cuenta el municipio.

Los asistentes quedaron sorprendidos porque desde hace mucho tiempo no veían una presentación tan cargada de buena energía y en la que se pudiera apreciar la pluriculturalidad del continente americano, por lo que no faltaron las fotografías y las grabaciones que los curiosos realizaron a lo largo del desfile.

“Me parece muy chévere porque es interesante ver lo que se tiene aquí en el municipio, uno siempre va del trabajo a la casa, pero no se da cuenta de esa parte histórica y cultural que enriquece la cultura de Soacha”, dijo Sebastián Lopera, espectador del desfile.

“La variedad en el vestuario, el ritmo y canto de las canciones fue lo que más me gustó de esta presentación, es como un ejemplo para aquellos pelaos que no encuentran nada que hacer, que vean en la danza un revitalizante, pero eso sí, que se abran espacios como este de parte de la Alcaldía y de la misma comunidad”, afirmó Catalina Romero.