La fecha de apertura anunciada fue el 8 de junio. Claudia López dijo que ese día ya debería disminuir el número de movilizaciones y manifestaciones en la ciudad.

La mandataria aseguró que la reapertura se hará bajo parámetros de control de aforo y la exigencia de medidas de bioseguridad y distanciamiento para evitar la multiplicación de los contagios. La apuesta es contribuir en la reactivación del sector, por eso también se levantará las medidas de toque de queda y ley seca.

La alcaldía estableció que los bares y gastrobares podrán funcionar libremente hasta la 1:00 a.m., pero en cuanto a discotecas, conciertos y eventos deportivos deberán esperar a que la ciudad baje la alerta sanitaria a amarilla para solicitar el piloto de reapertura.

El teletrabajo continúa, por eso la alcaldesa llamó la atención de las empresas a continuar permitiendo el desarrollo de las actividades laborales desde casa.

Finalmente, dijo que los colegios y universidades podrán continuar con el avance del retorno gradual y seguro a la alternancia, sin restricción de horarios, pero cumpliendo con todos los protocolos establecidos por la Secretaría de Educación.