Con algunos disturbios que se presentaron en la Plaza de Bolívar, provocados por un grupo de jóvenes que rápidamente fueron controlados por la Policía Metropolitana de Bogotá, MEBOG-finalizaron las marchas del 1 de mayo con motivo del Día Internacional de Trabajo.


Durante todo el día funcionó en la Secretaría Distrital de Gobierno un Puesto de Mando Unificado PMU, en el que tuvo asiento las entidades del Distrito, el Sistema Distrital de Emergencias, los organismos de seguridad y representantes de las centrales obreras, entre otros. Hacia las cinco de la tarde, al concluir este PMU, se presentó el siguiente balance:

16 personas fueron valoradas principalmente por traumas en el cuero cabelludo, incluyendo 2 policías.

219 personas fueron trasladadas a la Unidad de Policía Judicial -UPJ- de Paloquemao, incluidos 41 menores de edad, de los cuales al momento ya no queda ninguno en estas instalaciones, pues o fueron reclamados por sus padres o llevados hasta su casa por la Policía de Infancia.

Algunas estructuras de edificaciones se vieron afectadas, principalmente por ruptura de vidrios, entre las que se encuentran algunas entidades financieras, una puerta de la Arquidiócesis de Bogotá y un paradero de buses (eucol).

Ningún vehículo ni particular o del sistema público fue reportado con algún tipo de daño durante las marchas.

12.900 policías en toda la ciudad; 55 gestores de convivencia y 20 funcionarios del área de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, 55 funcionarios de la Personería Distrital, 24 guías del IDRD y 40 Bomberos Voluntarios, fueron algunos de los equipos de personal dispuestos para evitar contratiempos durante la jornada del 1 de mayo.