Una maniobra mal realizada por trabajadores de la Concesión doble calzada Bogotá-Girardot hace más de dos meses en el sector de Unisur, dañó la fibra óptima que conecta a buena parte de las cámaras de seguridad instaladas en el municipio de Soacha, al igual que averió la transmisión microondas que se utiliza para otro segmento de estos aparatos de comunicación.


En principio la Concesión alegó que si bien es cierto rompió la fibra, ésta no tenía por qué ir por el corredor de la Autopista sur, motivo por el cual fue una dura batalla la que el municipio tuvo que dar para lograr que se reparara el millonario daño, debido a que alrededor del 70% de las cámaras quedaron por fuera.

Lo grave del inconveniente es que ninguna autoridad dijo nada y la ciudadanía nunca estuvo enterada de semejante daño que originó traumatismos a la seguridad de la ciudad.

“Yo personalmente nunca supe del daño, es más, llamé varias veces a la Policía para que estuviera pendiente de las cámaras porque por el sector donde vivo se hace mucho muchacho a robar y a consumir vicio, pero nunca me dijeron de lo que estaba pasando”, dijo Ismael Castañeda, habitante de la comuna seis.

El daño dejó por fuera no solo a las cámaras que funcionan por fibra óptima, también quedaron sin servicio las que transmiten señal por microondas, las mismas que se instalaron en las comunas uno, dos y seis, que en cifras equivale a cerca de 70 de estos aparatos que fueron afectados.

El municipio exigió, tanto a la Concesión como al contratista, que el daño fuera reparado de inmediato porque los costos eran millonarios. Sin embargo ninguno quería responder.

“Muy complicado porque la Concesión no quería responder, muy difícil con el contratista porque decía que no era culpa de él y que el seguro no cubría el daño de un tercero, pero al final tocó utilizar lo que en derecho denominamos las cláusulas exorbitantes para interpretar el contrato y decirles que si no lo reparaban, activábamos el tema de las pólizas y garantías para que la aseguradora lo hiciera. Nos tocó llegar a este límite con ellos porque toda la discusión en primera línea no fue posible. Al final lo que logramos fue garantizarle a la ciudadanía un parte de tranquilidad”, explicó el secretario de gobierno Óscar Giovanny Ramírez.

En este momento están funcionando de nuevo las cámaras que operan por fibra óptica. Falta un porcentaje mínimo de las que transmiten por microondas, pero el secretario de gobierno aseguró que antes de finalizar esta semana queda el daño reparado al 100%.

Adicionalmente, Ramírez informó que del 16 al 20 de diciembre se instalarán 16 cámaras más en el municipio. “Es un compromisos que adquirimos con la comunidad en los diferentes barrios, con los presidentes de junta, y en enero completaremos el resto de las que nos hemos comprometido, para un total de 39 cámaras adicionales, es decir, llegaremos a 181 cámaras en el municipio de Soacha, teniendo en cuenta que en este momento hay 152 instaladas”.

Foto: Archivo PP