Condenado en Neiva formaba parte de milicia urbana que operaba desde Soacha

A raíz del atentando realizado en la capital huilense el pasado 12 de julio de 2014 contra un establecimiento comercial de motos, las autoridades le siguieron la pista a los responsables hasta lograr su captura, comprobando que se trataba de un grupo de milicias de las FARC que operaba desde distintas ciudades del país.


El atentado ocurrió hacia las 3:00 de la mañana del 12 de julio de 2014, cuando Héctor Rivera Agudelo, alias “Morocho”, a bordo de una motocicleta lanzó una granada contra el mencionado establecimiento ubicado en la carrera 4 No. 2A-81 del centro de la capital huilense.

Según las autoridades, Rivera Agudelo formaba parte de la banda La 35, conformada además por Michael Valencia Astudillo, alias Tapas y Humberto Narváez Bolaños, alias Tío, este último capturado días después en Soacha, Cundinamarca.

La historia

Héctor Rivera Agudelo fue reclutado por Humberto Narváez Bolaños, alias Tío, persona que residía en Soacha-Cundinamarca y quien trabajaba con Edwin Olaya Narváez, alias Piña.

Todos hacían parte de la banda Los 35, organización que planeó el atentado aquel 12 de julio de 2014 por el no pago de extorsión a la guerrilla de las FARC. El establecimiento comercial fue destruido pero sus responsables fueron capturados posteriormente por las autoridades en Neiva y Soacha.

Como autor directo del atentado contra el establecimiento comercial Motos del Huila, fue declarado penalmente responsable Héctor Rivera Agudelo, por lo que fue condenado a purgar una condena de 132 meses (11 años) de prisión.

Según comprobó la Fiscalía 41 Especializado de Neiva, Rivera Agudelo, alias “Morocho”, de 20 años de edad, fue la persona que lanzó la granada de fragmentación contra la venta de motocicletas, al parecer como retaliación contra el comerciante, quien no quiso pagar la llamada ‘vacuna’ a la columna móvil Teófilo Forero Castro de las FARC.

Rivera Agudelo se sometió a preacuerdo con la Fiscalía, toda vez que su defensa reconoció que el ente acusador tenía un fuerte material probatorio en su contra y que sería un desgaste irse a juicio. Entre las pruebas con las que contaba el fiscal 41 estaba una declaración de Edwin Olaya Narváez, alias Piña, quien negoció con la Fiscalía y señaló que fue “Morocho” quien lanzó la bomba, y que él mismo fue a mostrarle el local antes del hecho.

Aunque fue un atentado por el no pago de extorsión a la guerrilla de las FARC, el mismo alias Piña, confeso coautor de este atentado y otros sucedidos en aquel tiempo, aseguró que no hacia parte de la estructura insurgente. Sin embargo, si había recibido instrucción de armas y explosivos para este atentado y otros de los que también habría sido responsable.

El 23 de abril de 2015, el Juzgado Primero Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Descongestión de Neiva libró orden de captura contra Héctor Rivera Agudelo, la cual se hizo efectiva el 30 de mayo del mismo año.

Este sujeto fue capturado junto a Humberto Narváez Bolaños, alias Tío, y Michael Valencia Astudillo, alias Tapas (hermano de Salomón Valencia Astudillo). La captura de alias Tío tuvo lugar en Soacha, Cundinamarca. La captura de alias Tapas se desarrolló en el barrio Los Alpes de la ciudad de Neiva.

El pasado jueves 10 de diciembre, Héctor Rivera Agudelo fue formalmente condenado a pagar 11 años de prisión por haber sido partícipe directo de un atentado terrorista contra el establecimiento comercial Motos del Huila el 12 de julio de 2014, ya que se comprobó que fue él quien lanzó la granada de fragmentación.

Apoyo: http://www.diariodelhuila.com

cargando...