El caso ocurrió el pasado primero de junio en la avenida Boyacá con calle 65. El hombre la cogió a puños y golpeó a su mascota.

La agresión le ocurrió a Adriana Vargas, una mujer que caminaba por la acera con su mascota, pero que al reclamarle a un conductor que no subiera el camión al andén, resultó golpeada.

“En principio pensé que no me había visto y paré, pero lo que hizo fue echarme el carro encima poniendo mi vida y la de mi mascota en peligro”, narró Adriana.

Para la víctima, el conductor era consiente de lo que estaba haciendo, porque-según ella-comenzó a reírse y más de aposta le arrimó el camión.

Lo que asegura la mujer es que el conductor algo tenía que ver con una empresa de productos naturales porque justo al frente fue donde pasó el suceso, por eso ingresó al negocio y les contó lo sucedido, un par de minutos después se baja el conductor y la mujer le hace el reclamo.

“En vez de entender la situación, me dijo que de malas, que él parqueaba donde se le diera la gana, y que hiciera lo que quisiera”, replicó Adriana.

De acuerdo al testimonio de la mujer, hubo un cruce de palabras porque ella le reclamó y el conductor se mostró muy agresivo, incluso asegura que el hombre la golpeó y le pegó un puño a su mascota.

Lo que aseguró es que ante los hechos, empleadas del local naturista intentaron ayudarla, incluso un motociclista que pasó por el lugar, pero el hombre se mostró demasiado agresivo, que nada pudieron hacer.

Finalmente, dice Adriana, después de media hora llegó la Policía, pero nada pudo hacer porque los empleados de la tienda dijeron que ella había sido la que había iniciado el conflicto y la que agredió al conductor.

Foto: archivo Adriana Vargas Apoyo: eltiempo.com