Detuvo el bus y grabó un video para denunciar malos tratos y humillaciones en la empresa donde laboraba. Envió un mensaje a sus compañeros.   

Entre lágrimas y palabras de decepción y tristeza, el conductor del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (Sitp) paró el bus y renunció, se detuvo por el camino y grabó un video para denunciar malos tratos, humillaciones y abuso laboral, al igual que aprovechó para despedirse de sus compañeros.  

El joven se sinceró frente a su celular, habló con tristeza y la emprendió contra los dirigentes de la empresa. “No tengo por qué aguantar humillaciones o maltrato de nadie. A uno no le dan ni un descanso», sostuvo.

El video del conductor rueda en diferentes redes sociales y muchos respaldaron la acción del hombre, pero otros le pidieron que reconsiderara porque las deudas y compromisos económicos no dan espera.