El pueblo colombiano es profundamente religioso, aunque en los últimos años se ha reducido el número de miembros de la Iglesia Católica y se ha multiplicado la afición de otras denominaciones.


En este sentido, tradiciones como la visita de los siete «monumentos» de las iglesias en los Jueves Santos, el «Sermón de las Siete Palabras» en la tarde del Viernes Santo o las procesiones en municipios como Popayán y Tunja.

Pero hay otras tradiciones y costumbres populares bastante curiosas. La más conocida es la de no tener relaciones sexuales durante la Semana Santa, porque quienes las practiquen «pueden quedarse pegados», pero no son las únicas formas de cubrir estas antiguas tradiciones.

Unas son derivadas del respeto a la historia del catolicismo, como la de no poner música el viernes y sábado santos por respeto al «luto» por la crucifixión de Jesucristo. Lo mismo ocurre con la restricción de hablar fuerte o usar ropa de colores brillantes, en particular, roja.

Otras son un poco más atípicas. No faltan los colombianos que pasan los tres días festivos sin bañarse porque «se convierten en pescado»; los que hacen fila en las peluquerías porque si se corta el pelo en Semana Santa, «crece bonito»; e incluso, que no cortan los alimentos al prepararlos, porque estarían «cortando el cuerpo de Cristo».

Varias han sido incluso admitidas por la legislación local: la semana pasada se hizo conocido un decreto de la alcaldía de Melgar en el que se prohibía poner música a alto volumen en el municipio turístico. Ciudades como Hobo y La Plata (Huila) también pusieron ley seca para todo el puente.

Pero tal vez la más particular fue Marinilla, en Antioquia: en el municipio, el alcalde Edgar Augusto Villegas prohibió la venta y consumo de carnes rojas este Viernes Santo por la llamada «vigilia».

En estos tres días las tradiciones familiares y sociales son muy comunes, en especial si son de regiones conservadoras como Boyacá o los Santanderes. Pero como se puede ver por las calles de la ciudad en los últimos días, estas tradiciones se conservan como una parte del paisaje cultural en el país.

Fuente: Publimetro.co