Conozca las funciones y deberes de una comisaría de familia

El comisario de familia número dos, Jaime Hernández, habló del trabajo realizado por su dependencia en el municipio. Así mismo brindó orientación a la comunidad de los tipos de casos que atiende y se refirió al aumento desmedido de denuncias por violencia intrafamiliar en Soacha.


En el municipio de Soacha funcionan tres comisarías de familia y sus jurisdicciones están divididas de acuerdo al territorio. Para la Comuna uno y el Corregimiento dos se encuentra la Comisaría Tercera de Familia, para las comunas dos y seis está la Comisaría Segunda de Familia, y la primera corresponde a las comunas tres, cuatro y cinco.

Con base en el artículo 86 de la Ley 1098 de 2006 se establecieron las funciones de las comisarías de familia, en la cuales el Comisario garantiza, estabiliza, protege y repara los derechos de los miembros de la familia involucrados por situaciones de violencia intrafamiliar. Cabe resaltar que dentro de esta función está la obligación de orientar a los niños, niñas y adolescentes en el ejercicio de sus derechos.

La ley 294 de 1996 que regula la violencia intrafamiliar, establece que este conflicto no hace referencia únicamente a las lecciones personales o físicas, sino que también acarrea casos de violencia verbal, maltrato psicológico, que se puede definir desde hechos simples como menos preciar la opinión de la persona o ignorarlo, el desamparo económico y la violencia sexual, que afecta a ambos géneros.

Jaime Hernández, explicó: “Las medidas que la comisaría de familia puede imponer incluyen como medida de protección el desalojo en caso de que el denunciado sea agresivo, al igual que la solicitud a la Policía Nacional de constante vigilancia a la vivienda implicada para realizar acompañamiento a la víctima; si es necesario, obliga al victimario a pagar el tratamiento psicológico o médico, resultado de la acción violenta”, reiteró el funcionario.

Si una vez impuesta la medida de protección, el agresor la desconoce o la viola, el hecho reincide en la definición de un incidente de desacato a la justicia que implica la imposición de multas de dos a diez salarios mínimos. En caso de que el agresor sea menor de edad, se sanciona al mayor responsable y en igual medida al mismo agresor, sin embargo por ser joven, teniendo en cuenta la protección que el Estado ejerce sobre ellos, se determinan otras alternativas como la trasferencia a un internado.

Otra de las funciones correspondientes a la Comisaria de Familia es definir provisionalmente la custodia y el cuidado personal, cuota de alimentos y reglamentación de visitas o suspensión de bienes en común de los conyugues y la fijación de la cauciones correspondientes, pero A pesar de ello, en los municipios en los que ejerce el Bienestar Familiar simultáneamente con los comisarios, se dividen las funciones, claro que sigue siendo responsabilidad de la Comisaría realizar las acciones de rescate.

“Es necesario resaltar la intención de ofrecer a toda la comunidad del municipio la información para que tengan conocimiento del trabajo desarrollado por la Comisaria de Familia, por este motivo desarrolla programas de prevención en materia de violencia intrafamiliar y de delitos sexuales, los cuales se implementan mediante charlas dadas en los colegios, a través de las Juntas de Acción Comunal y generalmente se cuenta con el apoyo de las universidades, que aportan el personal profesional para brindar la información”, detalló el Comisario.

“Desde hace dos años las denuncias allegadas a las comisarías de familia en Soacha aumentaron en un trecientos por ciento, puesto que la población en el municipio aumentó de un aproximado de 500 mil habitantes a más de un millón, hecho que representó el acrecentamiento proporcional de familias en situación de conflicto. A pesar del desbordado aumento de las cifras en el municipio, sigue contando únicamente con tres comisarías de familia que se encargan de atender los casos de todos los residentes”, argumentó.

Paradójicamente resulta irónico identificar que la mayoría de habitantes del municipio no conocen las funciones de las comisarías de familia o no saben cómo acudir a las disponibles en el territorio, tal y como lo afirma Dora Gallego, residente del barrio Camilo Torres en la comuna dos.

“Nunca he asistido a una reunión o charla en la que hagan referencia a la dependencia, sin embargo pudo haber sido el resultado de la carencia de tiempo con la que vivo ahora, creo que deberían mejorar la estrategias de comunicación para que más personas que posiblemente tengan problemas familiares y no sepan a dónde acudir, puedan hacer uso de sus funciones, porque son muchos los casos que se ven y muy pocos los que se denuncian”, expresó la habitante.

Uno de los inconvenientes habidos actualmente en las comisarías se basa en la falta de personal y oficinas para poder atender la cantidad de conflictos que se presentan a diario, por esta razón el comisario Hernández habló del proyecto presentado al concejo municipal para mejorar la rapidez y atención de problemas familiares en el municipio.

“Los comisarios esperamos que en el concejo municipal progrese su petición de abrir tres comisarías más, para dar abasto a la población actual. Sin embargo calculan que la respuesta a su solicitud podría tardar por lo menos dos años, y que lo mínimo que esperan es que se apruebe la apertura de una oficina más”, concluyó el funcionario.