En sesión de la Asamblea de Cundinamarca donde se debatió la situación que viven los hospitales de Soacha y Girardot, el Contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, anunció la realización de auditorías especiales a todos los entes de salud del departamento.


López Arévalo cuestionó la intervención de algunos diputados y dijo que le preocupaba el tema financiero para la salud del departamento de Cundinamarca.

“Me quedó totalmente un sinsabor porque el tema financiero no lo he visto. Se hizo una exposición muy amplia, jurídica, muchas opiniones subjetivas, pero la parte financiera no, me preocupa la afectación del servicio, el tema de los salarios, y tengamos en cuenta que el particular que maneje recursos públicos también es sujeto de control por parte de la Contraloría”, manifestó López.

El contralor también aseguró que el ejercicio de control político y fiscal de forma concurrente es efectivo, “por eso nuestra presencia en la asamblea, y el tema de la salud es fundamental para nosotros, motivo por el cual voy a seguir asistiendo a este recinto”, dijo.

Igualmente el Jefe del control departamental manifestó su preocupación frente a las denuncias de afectación del servicio y de los salarios de médicos y demás personal requerido.

Finalmente anunció la realización de auditorías especiales a todos los hospitales del Departamento.