En la rendición de cuentas del ente de control Municipal correspondiente a la vigencia 2012, la contralora María Evelia Cubillos advirtió que el año pasado se detectó detrimento patrimonial por más de tres mil millones de pesos, se emitieron cinco funciones de advertencia y hay en curso más de 150 procesos en la Dirección de responsabilidad fiscal.


Ante líderes comunitarios, concejales, el personero y funcionarios de la administración municipal, la Contraloría presentó su rendición de cuentas donde además los asistentes tuvieron la oportunidad de preguntar y resolver inquietudes.

“Venimos haciendo unos procesos de auditoría, el año pasado el detrimento patrimonial de la vigencia 2012 superó los más de tres mil millones de pesos detectados y que van a ser investigados por nuestra dirección de responsabilidad fiscal a efectos de determinar si efectivamente se causó el daño al patrimonio público y por ende debe ser recuperado y las personas investigadas, y si deben o no resarcir ese daño público”, explicó la contralora.

La Dra. Cubillos dijo además que hasta el momento se han archivado cuatro procesos porque no hubo méritos en la investigación. “Los funcionarios demostraron que no se cometió ninguna irregularidad, que no hubo daño al patrimonio público y por ende se archivaron”, declaró.

No obstante, aseguró que actualmente hay más de 150 procesos activos en la Dirección de responsabilidad fiscal, y dijo que su despacho dará a conocer los resultados conforme a los términos que establece la ley. “Nuestro proceso de responsabilidad fiscal de manera verbal se realizará en esta sala de audiencias para lo cual la comunidad puede asistir y conocer el desarrollo de un proceso de esta índole”, puntualizó.

“Me interesó venir porque quería saber qué está pasando con el municipio, porque una persona fundadora de un sector como Ciudadela Sucre espera conocer qué es lo que está sucediendo. Se ve que la contralora es muy firme, muy honesta, muy leal para las cuentas, muy coordinada y se ve que es una persona transparente, esperamos que así lo siga haciendo”, expresó Lilia Rosa Tayo Ávila, habitante y fundadora de Ciudadela Sucre.

Funciones de advertencia:

El año pasado se emitieron cinco funciones de advertencia:

1- Enfocada al cuidado de maquinaria pesada que se encuentra en un parqueadero del municipio y que está siendo objeto de detrimento por el vandalismo

2- Función de advertencia sobre la inversión de los recursos del Plan Carrasquilla, el cual ha generado más de 3 mil millones de pesos en solo intereses, y la administración municipal aún no ha iniciado la ejecución de los mismos.

3- Llamado de atención a la secretaría de educación para que no se vuelvan a presentar en Soacha niños fantasmas, situación que al parecer y por información del Ministerio de Educación ha sido subsanada en el municipio.

4- Relacionada con los humedales, invitando no solo a la administración sino a la comunidad al cuidado de los recursos naturales para generar un mejor vivir a las futuras generaciones.

Finalmente, la contralora aclaró cuál es la verdadera función de este ente de control: “Nosotros vigilamos la inversión de los recursos públicos y determinamos si en esa ejecución, en ese ejercicio de los funcionarios, de los contratistas se determina si hay un daño al patrimonio público. Allí es donde nosotros entramos a investigar y nuestro objetivo es que determinado el daño público, como misión institucional debemos buscar los mecanismos a través de la jurisdicción coactiva de recuperar esos dineros”.