Una Audiencia Pública de vigilancia al poder ejecutivo Municipal realizó esta semana la Contraloría de Cundinamarca con el fin de verificar el gasto público de Sibaté e incentivar el acercamiento con la comunidad.


La Contraloría de Cundinamarca es un organismo encargado de vigilar en su ámbito de competencia el buen uso de los recursos públicos con criterios de economía, eficiencia, eficacia, ética, equidad y efectividad.

En la Audiencia Pública de control social se desarrollaron cuatro mesas de trabajo en temas específicos como la Salud, Obras Públicas, Educación y Medio Ambiente, entre otros.

La Contraloría de Cundinamarca realizó durante 2008 16 audiencias, y en el presente año otro tanto igual, cubriendo los 116 municipios del departamento para buscar un acercamiento entre las comunidades, las diferentes administraciones públicas y este organismo de control.

Cada una de las mesas de trabajo dio a conocer las principales inquietudes sobre los temas ya mencionados. En salud se habló de la ESE municipal y las trabas que se han encontrado frente al tema en instancias departamentales; de igual forma en materia de Infraestructura y obras públicas fue mencionado el mal estado de la Vía Departamental que de Chuzacá, Sibaté, La Guadita, conduce a Fusagasugá. En educación se denunció la falta de recursos para la vigilancia y aseo en los centros educativos, y por último se discutió uno de los temas más importantes: el del medio ambiente, específicamente la contaminación en el Embalse del Muña.

Una vez terminada la audiencia quedó pactada con el contralor de Cundinamarca Jorge Augusto Gómez, una nueva mesa de trabajo que se desarrollará a finales del mes de enero o a comienzos de febrero.