Un helicóptero tipo Black Hawk de la Fuerza Aérea apoya las labores de extinción del incendio. Se han descargado cerca de 2.000 galones de agua con líquido retardante, para controlar las llamas.


Bomberos, Fuerza Aérea, Policía, Ejército y Defensa Civil intensificaron las labores para controlar el incendio forestal que desde el martes azota el Cerro Pan de Azúcar, en el municipio de Tenjo (Cundinamarca). Según los organismos de riesgo, hasta ahora las llamas han arrasado con más de 30 hectáreas de bosque nativo.

Por ello, desde aire y tierra se trabaja para sofocar las llamas; sin embargo, las autoridades admiten que los fuertes vientos y la complejidad del terreno han dificultado las labores de extinción del fuego.

Desde la tarde de este martes, un helicóptero tipo Black Hawk de la Fuerza Aérea se encuentra apoyando las labores de extinción del incendio. La aeronave ha sobrevolado el terreno alrededor de seis horas empleando el sistema Bambi Bucket, descargando cerca de 2.000 galones de agua con líquido retardante, para controlar las llamas.

Por su parte, bomberos de los municipios de Cajicá, Chía y Zipaquirá están trabajando para controlar la conflagración en tierra.

La Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca había reportado que la conflagración se inició en la mañana del martes en la vereda Chitatauza, ubicada en el sector Los Pinos del municipio de Tenjo, y ya se propagó hasta el municipio de Tabio y amenaza con afectar unas viviendas aledañas.

Al parecer, el incendio fue provocado por la quema de algunos elementos en el cerro y terminó saliéndose de control por los fuertes vientos de la zona.

Fuente: Elespectador.com