La iniciativa organizada por líderes de la comunidad y gestionada por una trabajadora social que ama el territorio cazuqueño, logró un importante reconocimiento en la Semana de la Creatividad y la Innovación. Así habló Kelly Johanna Mejía, trabajadora social y una de las gestoras de la iniciativa:


¿Qué es Corona Eats?
Corona Eats es el Tinder de la Solidaridad. Una forma innovadora y transparente de ayudar durante la crisis del COVID-19. Esta iniciativa ciudadana beneficia a familias ubicadas en la Comuna 4 del municipio de Soacha que son en su mayoría víctimas de la violencia, vendedores ambulantes, recicladores, trabajadores de servicios generales, entre otras labores, todas enmarcadas en la informalidad, es decir, que carecen de cualquier garantía para encerrarse durante varios días o semanas.

¿De dónde nace la idea de crear esta iniciativa?

La idea nace de forma muy orgánica. El 14 de abril corrió un rumor de que se entregarían ayudas en este sector y cientos de personas salieron a hacer la fila, estuvieron horas esperando y las ayudas nunca llegaron. En la indignación de ese momento, muchas personas a quienes conozco, iniciaron transmisiones en vivo vía facebook etiquetando a medios de comunicación para denunciar la situación y sobretodo para pedir ayuda porque la situación era crítica. Así que yo, que conozco el sector y he trabajado por varios años en él, me sumé a la indignación e hice un comentario en faceboook. Cinco minutos después tenía cientos de solicitudes de amistad y mensajes de personas del sector detallando mejor la situación y solicitando ayuda. Yo simplemente no pude quedarme quieta e inicié a pensar, a contactar amigos y conocidos, charlé con fundaciones que trabajan allí y bueno, al día siguiente ya estábamos entregando las ayudas.

¿Qué mensaje quieren transmitir con la iniciativa?
El principal mensaje de esta iniciativa es el de la esperanza. Nadie está solo en medio de esta crisis. Hay cientos, miles de personas que desean ayudar pero no saben a quién o cómo. Además existe una fuerte desconfianza hacia las instituciones por ello, dudan hacer donaciones a través de estas. Aquí lo que hacemos es tejer lazos de confianza y solidaridad entre personas que no se conocen, que nunca se han visto y que no sabían siquiera que existían.

¿Quiénes hacen parte?
Somos un grupo de personas voluntarias, casualmente todas sin empleo pero con muchas ganas de ayudar. Quien lidera la iniciativa es una trabajadora social y el equipo son dos mujeres más habitantes de Cazuca que a pesar de estar en medio de la situación y con la misma zozobra, han decidido poner su tiempo y energía para ayudar.

¿Cuál es la metodología o el proceso que ha permitido ayudar a las familias?
Bueno, lo que hacemos es divertido, simple y transparente. Primero, identificamos a las familias directamente en sus casas y las registramos en una base de datos. Luego buscamos personas que quieran ayudar. Cuando las tenemos a ambas ocurre la magia: MATCH. Y entonces ellas se ponen en contacto, se conocen y a partir de allí se genera la ayuda. Todas las ayudas se giran directamente al único supermercado del sector y la familia hace su mercado por el valor donado. Nosotros no damos mercados genéricos ya que estos mercados desconocen la realidad de las familias y sus necesidades. Cuando la familia tiene su mercado, enviamos evidencias al donante y este puede llamar nuevamente a confirmar que todo se hizo tal cual. De esta forma garantizamos transparencia total.

¿Cómo garantizan a la persona que entrega la ayuda que esta llegue a la familia?
Quien ayuda entabla una comunicación directa con la familia a la que ayuda, así que siempre sabrá si llegó o no la ayuda y en qué estado llegó. Nosotros solo somos el cupido de la relación.

¿Qué escenarios o situaciones viven estas familias por la situación actual?
Bue
no, la situación es realmente crítica, tenemos todo tipo de familias con todo tipo de características y por ende necesidades. Tenemos casos de abuelos que viven solos, algunos con discapacidades que les impiden moverse, razón por la cual, están en sus casas en total desesperanza pues no pueden desplazarse a buscar una ayuda. Muchos de ellos, completamente alejados de la tecnología, muchos sin celular. Estos casos los hemos encontrado en sus casas directamente. Tenemos casos de familias con miembros en condición de discapacidad que tienen necesidades de otro orden. Es decir, además de carecer de alimentos se enfrentan a necesidades de pañales, elementos de aseo muy especiales, incluso alimentación especial. Este es el caso por ejemplo de la señora Virgelina madre de Leidy Tatiana una joven de 24 años de edad pero con una discapacidad que la hace completamente dependiente. Tenemos muchos casos de madres cabeza de hogar y sin empleo. Mujeres en total desespero, pensando cada día que pondrán en los platos de sus hijos. Tenemos muchas familias de zonas de invasión, lo cual quiere decir que viven con situaciones aún más drásticas. Familias que no tienen por ejemplo servicios de luz, agua y gas natural. Así que su rebusque en este momento no sólo es el alimento sino también formas de preparación además del resguardo. En este caso, tuvimos el caso de una familia a la que se le cayó la casa debido a una fuerte lluvia.

¿Cuántas personas han impactado o ayudado con la iniciativa?
Hemos beneficiado en tan sólo 11 días a 368 personas que equivalen a unas 70 familias. Cada familia varía en número de integrantes. Hemos tenido familias de 16 personas incluso.

¿De qué sectores y/o estratos?
Esta iniciativa se enfocó en la población ubicada en la parte alta de la Comuna 4 de Soacha, es decir, Cazucá. En este sector habitan personas de estratos 0 y 1. Según el DANE en Soacha sólo existen estratos del 1 – 3. En Cazucá hay familias que viven en algo más que la pobreza, es la total miseria y sus trabajos están todos en la informalidad. Son personas que se dedican a cantar en los buses, a vender dulces, del transporte informal que hay en ese sector y que han quedado completamente parados. La Alcaldía de Soacha ha hecho énfasis en estos días, sobre el conteo errado de personas en este municipio. según el DANE son aproximadamente 700 mil personas pero al alcalde afirma que son más de un millón de personas puesto que las zonas de invasión son muy amplias y sin registro riguroso.


¿Qué diferencia tiene Corona Eats de otras iniciativas similares que conozcan?

Lo que nos hace especiales es lo siguiente:

  • Seguimos moviendo la economía local porque las donaciones llegan a las tiendas de la zona
  • Las tiendas que participan también donan
  • Generamos ahorro porque seguimos comprando a precio local
  • Las familias no cambian sus hábitos alimenticios – los mercados genéricos no responden a las necesidades de los hogares
  • Evitamos aglomeraciones
  • Contribuimos a la dignidad de las personas que reciben ayuda pues no publicamos fotos ni videos. El donante tiene comunicació y guarda reserva total
  • Las familias beneficiarias no repetirán auxilios pues intercambiamos bases de datos con alcaldías y fundaciones que realizan la misma labor
  • Respetamos los horarios destinados para salir a realizar los mercados

¿Qué reconocimiento recibieron y quién les hizo el reconocimiento?

Nuestra iniciativa participó en la Semana de la Creatividad y la Innovación un evento académico, cultural y científico para el fomento de la creatividad al servicio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este evento surgió en 2001 en Canadá y en él participan más de 50 países. Es organizado por la Word Creativity & Innovation Week. En el marco de este evento se llevó a cabo una Maratón de Ideas innovadoras para atender las consecuencias del Coronavirus y nosotros estuvimos allí, concursando con decenas de ideas maravillosas y poderosas y nos alegró mucho saber que fuimos los ganadores.

El premio consiste en una serie de capacitaciones y horas de acompañamiento para que este emprendimiento que es hoy una ayuda de emergencia pueda escalar a formas de ayuda mucho más estratégicas una vez superada la coyuntura actual.

Si alguien está interesado en ayudar ¿Cómo pueden contactarse con ustedes?

Es muy sencillo, simplemente nos contactan a través de la línea telefónico 3112518365. Esta misma línea es para whasap y pueden encontrarla directamente en nuestro canal de Instagram @coro.naeats y @Corona.Eats en Facebook.

Actualmente estamos trabajando con un grupo de voluntarios para tener una página web donde podamos contarles mejor todo sobre lo que hacemos.

¿En qué redes sociales los pueden encontrar?

Instagram @coro.naeats y @Corona.Eats en Facebook.

Cualquier duda o inquietud me cuentan, si quieren añadir alguna pregunta o información adicional pueden hacerlo.