Inconformes se mostraron los corregidores William Mayorga y Jaime Rondón, al pronunciarse respecto a la nueva ley de municipios que los obligaría a desempeñarse sin remuneración alguna. De igual manera criticaron las fallas de dicha norma y expresaron su apoyo al reciente proyecto de ley que tiene como propósito preservar y defender sus derechos.


Tras la aprobación de la Ley 1551 del pasado 06 de Julio, empezó la preocupación para los corregidores de todo el país, pues son ellos los principales afectados con el Artículo 41 de dicha ley, el cual modifica el Artículo 118 de la Ley 136 de 1994, y que reza: “Para el adecuado e inmediato desarrollo de los corregimientos, estos tendrán corregidores como autoridades administrativas -ad honórem- ( significa que se hace sin retribución alguna, solo por la honra), quienes coordinadamente, con la participación de la comunidad, cumplirán en el área de su jurisdicción las funciones que les asignen los acuerdos y les deleguen los alcaldes con sujeción a las leyes vigentes”. Es decir que, en adelante los corregidores seguirán ejerciendo sus labores como autoridades administrativas, judiciales y de convivencia, pero deberán hacerlo gratis. Adicionalmente, la ley también plantea que los corregidores tendrán que cumplir con las funciones de un inspector de policía.

Según el Decreto 785 de 2005, la figura de corregidor está denominada como un empleo público del nivel profesional, por lo tanto debe estar remunerado. Existe una abierta contradicción del Artículo 41 de la Ley 1551 y la Constitución que, sin duda, una revisión de constitucionalidad lo tumbaría. Pero mientras no haya una revisión que declare inexequible ese artículo, han puesto a los corregidores en una situación delicada.

Este tema en general ha despertado el rechazo de los corregidores de toda Colombia, pues hay quienes creen que con esta decisión se está cometiendo un error jurídico que viola las leyes constitucionales, entre ellos Jaime Rondón, corregidor dos del municipio de Soacha:

“Para nosotros esto es un adefesio jurídico, una ley mal concebida, todo funcionario público que ejerza funciones debe tener una remuneración como lo dice la constitución; está ley viola flagrantemente la carta magna. A nosotros los corregidores de Soacha afortunadamente aun no nos cobija, puesto que fuimos elegidos anteriormente a la promulgación de esta ley, la cual fue expedida el 6 Julio. Pero en todo caso es muy preocupante porque esa ley viola muchos derechos, empezando por los adquiridos por los trabajadores, viola también el artículo 53 del derecho al trabajo, el artículo 2 de la misma constitución nacional, viola la autonomía territorial de los municipios y la descentralización pública”, afirmo Rondón.

Del mismo modo, William Mayorga, corregidor uno de Soacha, manifestó su oposición a dicha ley: “No estamos de acuerdo con que el cargo de corregidor sea ‘ad honórem’, porque mientras se está observando que las asociaciones de ediles del país están tratando de que les asignen honorarios, a un cargo administrativo tan importante como es el de corregidor, pretenden dejarlo sin remuneración. Esta situación sin lugar a dudas va a terminar acabando con esa figura, que es tan importante para el sector rural del país. Pienso que este tipo de cosas pasan por el desconocimiento por parte de los señores congresistas sobre la labor y funciones que tiene un corregidor, porque si ellos se trasladaran a la parte rural de un municipio, en este caso a Soacha, se darían cuenta de la necesidad de que los corregidores como autoridad administrativa devenguen un salario”.

Por su parte, Jaime Rondón, quien considera injusta está ley, coincidió con Mayorga en que se trata de un descuido por parte de los congresistas de la república que firmaron y aprobaron dicha ley sin el debido análisis: “Muchos congresistas aprueban leyes sin revisarlas, ni si quiera sin tener conocimiento de la misma, caso parecido a la ley de justicia como el mismo presidente de la cámara lo aceptó, aprobó la ley sin revisarla ni mirarla. Ese es el problema de los padres de la patria, que dictan leyes por dictarlas sin conocer la situación de la sociedad”.

Actualmente el senador de la república, Carlos Henrique Soto Jaramillo, adelanta un proyecto de ley que modificaría el artículo 41 de la 1551, con el propósito de defender los derechos de los corregidores y quitar el título de –ad honorem- al cargo.

“Con este proyecto los corregidores volveríamos a tener remuneración, además se adicionaría un artículo transitorio para que los que desempeñaron el cargo anteriormente sin pago alguno, se les cancele retroactivamente”, agregó Jaime Rondón.

Finalmente, los corregidores del municipio de Soacha coincidieron en que el apoyo del alcalde de Soacha Juan Carlos Nemocón ha sido esencial para el desarrollo de los corregimientos y que él ha estado pendiente y a disposición para ayudarlos: “Hemos notado que, efectivamente el señor alcalde le ha dado mucha importancia a la figura de los corregidores en este municipio y nos ha permitido desarrollar de una manera eficiente la labor administrativa de los corregimientos, en estos momentos él nos ha dado la mano y ha estado muy atento a las actividades que se desarrollan en los corregimientos”, concluyó el corregidor William Mayorga.