La Secretaría para el Desarrollo Social realizó el lanzamiento oficial del Programa Departamental de Complementación Alimentaria, el cual cuenta con 740 beneficiarios.


Madres gestantes y lactantes, al igual que niños menores de 5 años acompañados por sus acudientes, asistieron ayer al al teatro Sua con el objetivo de conocer el Programa Departamental de Complementación Alimentaria, “CRESER”. Hace parte del Plan de seguridad alimentaria y nutricional de Cundinamarca y ya ha sido aplicado en otros municipios, incluso el año anterior durante la «Semana internacional de la seguridad alimentaria y nutricional» realizada en Medellín, éste fue presentado ante la comunidad internacional como una experiencia cundinamarquesa exitosa.

papa-2.jpg

En Soacha, la comunidad fue seleccionada a través de un análisis de los datos arrojados por el Sistema de Vigilancia Alimentario y Nutricional, SISVAN, manejado por la Secretaría de Salud. El SISVAN analiza la información teniendo en cuenta el indicador global de nutrición y las personas en riesgo nutricional pertenecientes a estratos 1,2 y 3 del Sisbén. A partir de estos criterios, madres lactantes o que asisten a control prenatal y los menores de cinco años que presentan bajo peso y acuden a hospitales, centros de salud e incluso jardines del municipio, fueron seleccionados para ser beneficiarios del programa. 176 menores de 2 años, 338 niños de 2 a 5 años y 226 madres gestantes y lactantes, están siendo cobijados por el programa.

Durante seis meses, los 740 beneficiarios, se comprometen a participar en jornadas mensuales que ya han sido programadas entre los días 24 y 27 de cada mes, espacios que contendrán cinco fases para la ejecución del programa “CreSer”: Nutrición y salud, Operatividad, Educación y capacitación, Seguimiento y ejecución, Medio Ambiental.

Los asistentes a la actividad conocieron el proceso general que tendrán que realizar mensualmente para estar activos dentro del programa. Inicialmente se requiere asistir a una capacitación en Alimentación y Nutrición, también recibirán un complemento nutricional con un mercado pequeño que aporta el 35% del valor calórico diario que requiere una madre gestante o menor en crecimiento. Cada dos meses se harán controles de peso y talla a los beneficiarios, en caso de mostrar mejoría en sus condiciones nutricionales se iniciará un seguimiento especial.

Además de cumplir con el suministro de los complementos nutricionales y aumentar la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, la Secretaría busca fomentar en la población hábitos alimentarios y estilos de vida saludables.