Ayudar en la recuperación de espacio público, trabajar con los líderes sociales,  mejorar focos de inseguridad junto a la Policía y acompañar manifestaciones sociales, son algunas de las funciones de los gestores.

Inicialmente hay 40 integrantes, cinco o seis funcionarios y un coordinador por cada comuna y corregimiento, encargados de garantizar los derechos de los soachunos, como puente ante la Administración Municipal.  

Este conjunto de personas, conformado por profesionales y soachunos de las diferentes zonas de la ciudad, servirá como generadores de confianza ante la sociedad, garantizando los derechos de quienes participan en las movilizaciones y los funcionarios del Estado. Un trabajo vital durante las marchas que se han dado en Soacha en los últimos días y que se replicará durante los próximos meses.

«Los Gestores de Paz como también será conocido este equipo, estarán encargados de proteger el derecho constitucional a la protesta, además de llegar a las comunas y corregimientos para articular y empoderar a la ciudadanía, como facilitadores en la solución de problemas. También deberán trabajar de la mano con los presidentes de Juntas de Acción Comunal, los ediles y demás líderes sociales«, sostuvo Danny Caicedo, secretario de Gobierno de Soacha.

Dar a conocer los conductos regulares de la comunidad ante institucionalidad, es una de las principales tareas de este equipo recién creado por la Secretaría de Gobierno.

«Desde direccionar a los ciudadanos para gestionar el cambio de una luminaria del alumbrado público, hasta mostrarles la forma de radicar un derecho de petición ante las entidades gubernamentales y acompañamiento a la comunidad para erradicar focos de inseguridad, son otras de las funciones que cumplirá este equipo», concluyó el funcionario.

Asimismo, los Gestores de Convivencia tendrán la tarea de vigilar y regular las ventas informales en todo el territorio, sin descuidar a los comerciantes formales de la ciudad.